El PP denuncia el despido del Ayuntamiento de una cuñada de Barcala tras demandar al alcalde

Echávarri y Barcala en una imagen de archivoEl Grupo Municipal Popular ha denunciado el cese de una funcionaria interina del Ayuntamiento de Alicante, cuñada del portavoz del PP, Luis Barcala, justo a los dos días de presentar el Partido Popular una denuncia ante la Fiscalía de la Audiencia Provincial contra el alcalde, Gabriel Echávarri, por presunta prevaricación en el fraccionamiento de contratos.

LCV. Alicante / 20 de abril de 2017

"No nos cabe la menor duda de que se trata una acción de pura venganza contra el PP por la labor de oposición que está realizando, y que se trata de un ajuste de cuentas demostrando que quienes dirigen este Ayuntamiento no tienen ni talla moral ni categoría alguna para el ejercicio de su cargo".

"Los constantes ataques de ira de Gabriel Echávarri, sus estados de euforia y bruscos bajones de ánimo, sus idas y venidas, todo eso se queda corto al lado de la cobardía y de la bajeza moral que con un acto como éste ha demostrado y que le hace indigno no sólo como alcalde de Alicante sino como persona. El tratar de vengarse en terceros por el mero hecho de impedir que la oposición haga legítima y legalmente su trabajo le descalifica y le desautoriza a todos los niveles. Ni Echávarri podía haber aspirado nunca a más ni los alicantinos podíamos habernos merecido nunca menos".

El PP advierte de que "el Ayuntamiento tiene un problema cobijando no sólo al alcalde menos votado de su historia, sino al peor, y lo más grave es que Alicante tiene un problema mayor porque no sólo se trata de una persona incapaz sino que es alguien que no tiene escrúpulos en abusar de su autoridad para hacer daño". Los populares recuerdan como en las últimas semanas Echávarri "ha amenazado y ha intentado coaccionar a la oposición quitándole sueldos y ahora ha dirigido su ataque directamente a familiares de concejales en la oposición". Una circunstancia "muy grave y que deja en evidencia lo que es esta persona".

A su vez, el Grupo Popular hace copartícipe de estas actitudes y decisiones "injustas y caciquiles" a sus socios de gobierno "que apoyan y amparan los patéticos delirios del alcalde con tal de mantenerse en el poder". Un poder que, por cierto, "no ejercen para cumplir sus compromisos del pacto de gobierno que suscribieron con todos los alicantinos, eso es lo último que les importa ya".

Lamenta el PP, "el papelón del vicealcalde, Miguel Ángel Pavón, y el portavoz de Compromís, Natxo Bellido, que siempre con excusas bajan la cabeza y miran para otro lado ante los continuos atropellos y el desquiciamiento del alcalde Echávarri".

Los populares han concluido asegurando que "Alicante tiene un problema que no se soluciona ni quitando sueldos a los ediles de la oposición ni despidiendo a funcionarios interinos por el mero hecho de ser familiares de los concejales del Partido Popular, Alicante tiene un problema que se llama Gabriel Echávarri, que está siendo sostenido por un PSOE a la deriva y por Guanyar y Compromís". "Pero si Alicante tiene un problema con este alcalde, Echávarri tiene un problema con el propio Echávarri. Lo de Alicante tiene solución, lo último no".

Comparte este contenido: