La Generalitat inicia la próxima semana la reparación de cinco viviendas en el barrio Miguel Hernández de Alicante

La Conselleria de Vivienda inicia la próxima semana la reparación de cinco viviendas sociales en el barrio Miguel Hernández de Alicante, tal y como marca el informe de la UPV que encargó la propia administración.

LCV. Alicante / 15 de junio de 2017

De esta manera, la directora general de Vivienda, Rebeca Torró, ha asegurado que "se contribuirá a mejorar la situación de este grupo de viviendas del parque público de la Generalitat que durante 20 años ha sufrido el abandono de gobiernos anteriores" y ha recordado que "desde el momento que accedimos a la Generalitat nuestra prioridad es la dignificación de este barrio y de las viviendas públicas y, prueba de ello, es que después de estos meses de trabajo van a empezar las obras".

Según ha explicado Torró, estas obras consistirán en el refuerzo estructural de las cinco viviendas que en peores condiciones se encuentran con una inversión total de 10.882 euros. Ya está firmada el acta de replanteo, por lo que la semana que viene comenzarán los trabajos en estos pisos.
"La conselleria trazó desde el primer momento una hoja de ruta para actuar en este barrio", ha asegurado Torró. Una ruta que se traduce en actuaciones que acabarán con "los 20 años de desidia y abandono por parte de anteriores Consells, que dejaron de lado las políticas de vivienda social".

"En menos de dos años de legislatura, la conselleria ya ha actuado de urgencia en el barrio Miguel Hernández en varias actuaciones en viviendas y elementos comunes, con una inversión de 215.000 euros", ha dicho Torró.

Además, "ha trabajado intensamente para ofrecer acciones eficaces y lograr la dignificación de estos bloques de viviendas sociales. Una de ellas fue firmar en 2015 el Área de Rehabilitación y Regeneación Urbana (ARRU) y encargar un la Universitat Politécnica de València (UPV) un informe para conocer la situación de las viviendas del barrio Miguel Hernández de Alicante y saber cuál era la mejor manera de actuar".

El ARRU firmado por la Generalitat, Ministerio de Fomento y Ayuntamiento de Alicante contempla una inversión de 2,8 millones de euros en este barrio y ya se está preparando su licitación. El grupo tiene 524 viviendas y en esta primera fase, que incluye las indicaciones del informe de la Universitat Politécnica de València, se van a reparar dos bloques de viviendas en los patios 5 y 6 de la Plaza División.

El ARRU programado por la actual conselleria tiene como objetivo mejorar las condiciones de los habitantes de este grupo de promoción pública desde el punto de vista ambiental, de imagen urbana y de elementos comunes de los edificios.

Además de trabajos de refuerzos estructurales, reparación de fachadas y cubiertas, actuaciones de mejora de eficiencia energética, accesibilidad y adecuación de espacios públicos, el ARRU también incluirá la reparación de viviendas asaltadas para que puedan ser nuevamente alquiladas, atendiendo la gran necesidad de vivienda social de la población.

Como medida complementaria, la conselleria está desarrollando, conjuntamente con el Ayuntamiento de Alicante, un Plan de Intervención Integral Sostenible que aglutina medidas para lograr la normalización social del barrio Miguel Hernández. Entre ellas está la realización de inspecciones para mantener actualizada la identificación de los ocupantes de los inmuebles, la organización de sesiones informativas para detallar las medidas del Consell para facilitar el pago de las rentas o las campañas con las comunidades de vecinos para concienciar de la necesidad de una buena convivencia y de mantener los elementos comunes en buen estado.

Hay que destacar que representantes de la Conselleria han mantenido reuniones con la Asociación de Vecinos Sol d´Alacant para conocer sus inquietudes y compartir los criterios de intervención a seguir para mejorar las condiciones de los habitantes de calidad de este barrio.

Ocultación

El concejal, Israel Cortés, ha insistido en la necesidad de explicaciones por parte de la Conselleria de Vivienda, que dirige María José Salvador, y de la concejal de Acción Social, Julia Angulo, sobre "los motivos por los cuales ha estado ocultando ocho meses en un cajón" el informe de la Universidad Politécnica de Valencia que alerta del estado de los pisos del barrio Miguel Hernández. "Nos parece de una irresponsabilidad muy grave, al igual que el hecho de que Angulo no pida explicaciones a Salvador por un hecho que es claramente reprobable".

En este sentido, la diputada autonómica del PP, Elisa Díaz, se pregunta qué hubiera dicho y anunciado la Conselleria de Vivienda si los populares no hubieran sacado a la luz el informe de la Universidad Politécnica de Valencia, oculto durante ocho meses, que advierte de la inseguridad de 524 casas del barrio Miguel Hernández.

La consellera de Vivienda, María José Salvador, estaba muy cómoda sin hacer nada, pero es que es ridículo que ahora digan que van a actuar arreglando 5 de las 524 casas que necesitan una actuación urgente, porque esa no es la actuación integral que necesita el barrio". Díaz se ha referido también a los 2,8 millones de inversión para el barrio que la Conselleria promete ahora y que ya anunciaron en 2015. "Es que ha pasado año y medio, no han hecho nada y ahora lo vuelven a rescatar".

Díaz critica que ese convenio de 2015 "no se ha ejecutado y además han tirado por la borda el firmado por el el PP en 2014 que destinaba 14 millones de euros para la rehabilitación integral del barrio Miguel Hernández". "En definitiva, han rechazado 14 millones de inversión por 2,8 millones para luego llevar año y medio sin hacer nada y ahora hablan de actuar sólo sobre 5 viviendas, lo cual es ridículo y vergonzoso".

Comparte este contenido: