La Generalitat inicia la rehabilitación de la fachada de la Casa de las Brujas en Alicante

La Generalitat ha iniciado los trabajos de rehabilitación de la fachada de la Casa de las Brujas, sede del Gobierno autonómico en Alicante, con una inversión de 166.220 euros destinada a recuperar el aspecto original del edificio, que representa el ejemplo más destacado de la arquitectura modernista en la ciudad y que está declarado bien de interés cultural.

LCV. Alicante / 18 de octubre de 2017

Las obras, que se prolongarán por espacio de cuatro meses, se centran en la recuperación de la fachada y en la sustitución de las piezas decorativas más deterioradas, de las que se están haciendo moldes para sustituirlas por otras nuevas.

La intervención incluye también sustituir las carpinterías de los miradores, uno de los elementos más distintivos de este edificio alicantino, y rehacer el reposicionamiento del cableado del alumbrado de la fachada para evitar que, en el futuro, se produzcan filtraciones de agua. Las obras las está ejecutando la empresa Lorquimur, especializada en la rehabilitación de inmuebles singulares.

Con esta obra, el Consell pone fin a la situación anómala que vivía este edificio desde el mes de julio de 2014, cuando el Ayuntamiento de Alicante obligó a la Generalitat a colocar una gran red ante los desprendimientos de cascotes en la fachada. Una vez culminados los trabajos, el inmueble recuperará su aspecto tradicional y la ciudad volverá a lucir uno de los elementos más valiosos y característicos de su patrimonio arquitectónico.

De la Casa de las Brujas, construida entre finales del siglo XIX y principios del XX, con un proyecto redactado por el arquitecto Enrique Sánchez, destaca el valor de la fachada, en la que se incluyen elementos decorativos con formas vegetales y figuras animales típicas del 'art nouveau'. Los miradores son otro de los rasgos distintivos de este inmueble, ubicado en pleno centro de la ciudad.

La Casa de las Brujas fue construida como vivienda y, en el año 1986, fue adquirida por el Consell para restaurarla y rehabilitarla con la finalidad de convertirla en la sede representativa de la Generalitat en la provincia de Alicante. El edificio fue sometido en 1990 a una profunda reforma con el fin de adaptarlo a los usos públicos y, actualmente, acoge a la Dirección Territorial de la Presidencia de la Generalitat en Alicante, cuyo titular es Esteban Vallejo.

Comparte este contenido: