Desarticulada en Alicante una banda que robaba en comercios a escala nacional

La Policía Nacional ha desarticulado una banda compuesta por cuatro personas que se dedicaba al robo al descuido en diferentes establecimientos comerciales de la zona centro de la ciudad de Alicante.

LCV. Alicante / 23 de febrereo de 2018

Los arrestados estaban altamente especializados en la tipología delictiva. Habían fabricado de forma casera y rudimentaria varios bolsos "apantallados" para poder apropiarse de los objetos de valor desactivando los sistemas de alarmas. Además, en ocasiones hacían uso de un imán extractor de alarmas magnéticas.

La banda estaba compuesta por cuatro varones, dos de ellos menores de edad, entre 16 y 31 años, con numerosos antecedentes policiales por hechos similares en diferentes puntos de la geografía española. Madrid, Leganés, Getafe, Valencia, Mérida, Cáceres y Plasencia, eran algunos de los lugares elegidos por la organización para llevar a cabo los robos.

Los agentes del Grupo de Policía Judicial de la Comisaría distrito Centro y Grupo Operativo de Respuesta de la Policía Nacional tuvieron conocimiento de que el entramado podría estar operando en Alicante, por lo que establecieron un dispositivo en torno a los presuntos delincuentes que culminó con su detención "in fraganti" con bolsos de marca que superaban los 900 euros de valor, los cuales tenían guardados en el interior de un vehículo del que hacían uso para desplazarse.

Fue fundamental la participación de los comerciantes perjudicados, que en el momento de percatarse de los hechos, revisaron las cámaras de seguridad y avisaron inmediatamente a la Policía Nacional, proporcionando a los agentes fotogramas de los autores.

Tras su detención se llevó a cabo un registro en una habitación de hotel que habían adquirido para esconder el botín y pasar la noche tras perpetrar sus robos y volver posteriormente a Madrid, ciudad donde al parecer, residen de forma habitual. Los investigadores intervinieron del interior de la habitación una veintena de bolsos de diferentes marcas por valor superior a 6.000 euros, y además, prendas textiles como polos, camisetas, camisas, bufandas y gorros, por valor de 3000 euros.

En tan sólo tres horas fueron capaces de hacerse con un botín superior a 9.000 euros. En algunos casos sólo pasaban unos segundos desde que los autores entraban en el establecimiento y salían con los efectos sustraídos. Generalmente dos de ellos entretenían al personal de la tienda mientras los otros dos introducían en las bolsas “modificadas” que portaban todo tipo de artículos.

Los detenidos, los cuales cuentan con numerosos antecedentes por hechos similares fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia quedando en libertad con cargos.

Comparte este contenido: