Las diez mujeres despedidas de la Residencia del Obispado de Alicante continúan su movilización

El acto de conciliación celebrado el jueves finallizó sin ningún acuerdo, por lo que continúa el conflicto ligado a la situación de las trabajadoras despedidas de la Residencia Virgen del Remedio, propiedad del Obispado de Orihuela-Alicante.

LCV. Alicante / 10 de agosto de 2018

En un comunicado CCOO recuerda que "el uno de julio asume la gestión la empresa La Saleta Care, que, ignorando los muchos años de experiencia acumulados por la plantilla y sin la más mínima negociación o informó a las trabajadoras, en algunos casos que su continuidad dependía de la renuncia a las actuales condiciones de trabajo y, en otros, directamente, que no se contaba con sus servicios. Una vez más, detrás de la externalización de la gestión de un servicio se esconde la precarización del empleo y la codicia empresarial que prioriza la acumulación de beneficios sobre el respeto a la legalidad laboral y a la calidad del servicio prestado".

Las trabajadoras, además de iniciar el proceso judicial para defender sus derechos, se pusieron en contacto con el Obispado, propietario de la Residencia y responsable de la acción de la empresa subcontratada, para informar de la situación. El Obispado mantuvo una reunión con las trabajadoras delegando toda decisión sobre la gestión, aunque ello supusiera el empobrecimiento del empleo, a la empresa la Saleta Care, renunciando a ejercer la potestad, y la responsabilidad, que la ley reconoce a la entidad propietaria del recurso.

Representantes de las federaciones de Servicios y Construcción y Servicios, junto a la propia Unión Intercomarcal de CCOO en l’Alacantí-les Marines han seguido manteniendo reuniones con las trabajadoras despedidas por la empresa La Saleta Care, que gestiona la residencia de personas mayores Virgen del Remedio propiedad del Obispado de Alicante, para asegurar que se garantizan sus derechos. 

En ese proceso, ya presentadas las denuncias en el Juzgado de lo Social, la intención de las trabajadoras es llegar a un acuerdo con las empresas implicadas, lo que hasta el momento ha resultado imposible. Por eso, han acordado continuar las movilizaciones para visibilizar el conflicto y que esta actitud de imposición empresarial sea denunciada públicamente.

Así, han convocado dos concentraciones, la primera mañana, viernes, 10 de agosto, a las 11 h. en la puerta de la Residencia virgen del Remedio (c/ Isla de Corfú, 6) y otra el viernes 17 de agosto a la misma hora y en el mismo lugar. Uno de los objetivos de convocarlas ante el centro de trabajo es informar a las personas usuarias y sus familias del tipo de gestión impuesto por la nueva empresa.

En ambas movilizaciones, además de representantes sindicales, ha estado presentes las mujeres afectadas, cuya portavoz responderá las preguntas que se le planteen.

 

Comparte este contenido: