Más de 1.500.000 valencianos con rentas medias y bajas se ahorrarán hasta 172 euros en el IRPF

Más de 1.500.000 valencianos con rentas medias y bajas se ahorrarán hasta 172 euros en la Declaración de la Renta que tienen que realizar este año, la referida al ejercicio 2017, gracias a la reforma tributaria llevada a cabo por el Consell a finales de 2016 y que se aplicará por primera vez en esta campaña.

LCV. Valencia / 10 de mayo de 2018

La modificación, que supuso la aprobación de una nueva escala para el tramo autonómico del IRPF que ha puesto fin al sistema fiscal más regresivo de España implantado durante 20 años por el anterior Ejecutivo, comportará un ahorro medio de 116 euros para los valencianos con una base liquidable sometida a gravamen entre los 12.000 y los 50.000 euros.

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha hecho este anuncio durante la visita que ha realizado este jueves, junto a la secretaria autonómica de Hacienda, Clara Ferrando, el delegado especial de la Agencia Tributaria en Valencia, Manuel Cabrera, y el director general de Tributos, Eduardo Roca, a la plataforma para la elaboración de la Renta 2017 ubicada en el Puerto de Valencia.

Según Soler, "nuestra reforma fiscal tiene como base el informe elaborado por la Comisión de Expertos, que destapó que durante la anterior etapa de Gobierno, en la Comunitat Valenciana existía un sistema fiscal regresivo en el que las rentas medias y bajas pagaban más que en el resto de comunidades autónomas, mientras que los tramos altos de renta y grandes fortunas tenían en la Comunitat Valenciana un sistema más ventajoso que en el conjunto de territorios. Hasta ahora, el tipo valenciano de IRPF era el más alto de todas las autonomías para los dos tramos inferiores de renta".

"Partiendo de esta realidad, desde el Consell realizamos una reforma tributaria para aliviar las cargas de las rentas medias y bajas, al tiempo que las rentas altas y grandes patrimonios realizaban una mayor aportación que contribuyera a financiar los servicios sociales y a facilitar la salida de la crisis", ha explicado el titular de Hacienda.

Según Soler, "el objetivo final era revertir la situación existente diseñada por los anteriores gobiernos de la Comunitat Valenciana, en la que los que menos tienen aportaban más en términos relativos que los que más tienen y, aplicar un sistema progresivo, más justo y equilibrado que garantizara la igualdad de oportunidades".

Ahorros medios de 154 euros a las rentas medias

La nueva tarifa autonómica del IRPF supone una nueva escala de tramos que beneficia a las rentas medias y bajas y que contribuye a incentivar el consumo de las familias. Hasta ahora, a las personas con una base liquidable de hasta 17.000 euros se les aplicaba un tipo del 11,90%, mientras que ahora se introduce un nuevo tramo de hasta 12.450 euros con un tipo rebajado al 10%. Solo la diferencia hasta 17.000 euros tiene un tipo del 11,90 euros.

Gracias a la nueva tarifa progresiva, más de 1,5 millones de valencianos que no superan los 53.000 euros de base liquidable, se ahorrarán hasta 172 euros en la actual Declaración de la Renta. Los valencianos con unos ingresos, descontada la Seguridad Social y las reducciones por rendimiento de trabajo, de 12.000 euros, se ahorrarán 122 euros (en caso de una persona soltera y sin hijos).

En el tramo entre los 12.000 y los 24.000 euros de base liquidable sujeta a gravamen, la escala comportará un ahorro medio de 154 euros para 635.000 valencianos, mientras que cerca de 300.000 valencianos con una base liquidable de entre 24.000 y 33.000 euros contarán con un ahorro medio de 135 euros.

También se produce una rebaja del tipo aplicable a las rentas de 30.000 a 50.000 euros del 18,45% al 17,50%, lo que supondrá para los 439.615 valencianos que se sitúen en este tramo ahorros de hasta 160 euros. Mientras, los tipos para las rentas más elevadas aumentan del 21,48% al 23,50% en el caso de las de más de 70.000 euros, del 22,48% al 25,50% para las de más de 120.000 y del 23,48% al 25,50% para rentas a partir de 175.000 euros.

En total, la reforma tributaria supone un impacto para las arcas autonómicas de 85 millones de euros, que fue compensado con la modificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que grava a las grandes fortunas y patrimonios, con una previsión de 91 millones.

"La reforma no tiene un afán recaudatorio, sino redistributivo. Esto supone un hecho determinante, ya que por primera vez en la Comunitat Valenciana se hace efectiva la progresividad en la escala del tramo autonómico de IRPF", ha señalado Vicent Soler.

Por su parte, la secretaria autonómica de Hacienda, Clara Ferrando, ha destacado la "normalidad" con la que está transcurriendo el primer día de campaña, y se ha mostrado muy satisfecha de la colaboración que se viene llevando a cabo con la AEAT.

"Desde la Agencia Tributaria Valenciana estamos expandiendo nuestros servicios para ofrecer la mejor atención posible a los ciudadanos, de forma que puedan realizar la declaración de forma cómoda y rápida. Este año inauguramos oficinas presenciales de atención en 9 municipios, tres en cada una de las provincias, algo totalmente novedoso en la Generalitat, que evitará desplazamientos a los contribuyentes y contribuirá a dar un servicio más cercano", ha explicado la secretaria autonómica.

Clara Ferrando ha resaltado también el incremento del 75% en el personal técnico para ofrecer esa asistencia a los contribuyentes valencianos, ya que se ha pasado de 36 personas en 2017 a 63 en la actual campaña. Además, se ha referido la formación específica que han recibido estos técnicos que atienden a los contribuyentes, y ha destacado que "más de la mitad de los profesionales contratados son recién licenciados, que ahora podrán poner en valor esta colaboración con la Agencia Tributaria Valenciana de cara a su futura inserción en el mercado laboral".

La secretaria autonómica ha reflexionado sobre la importancia "de continuar luchando contra el fraude fiscal, ya que con las aportaciones de los impuestos se financiación los servicios públicos fundamentales, como la sanidad, la educación o la asistencia social".

Deducciones por reformas y autoconsumo energético

Además de reducir la tarifa autonómica del IRPF a las rentas bajas y medias y subirlo a los tramos superiores de renta, la reforma tributaria del Consell también ha supuesto beneficios para las familias, especialmente las monoparentales, y para las pymes familiares. Asimismo, refuerza la apuesta medioambiental por fuentes de energía más limpias y e impulsa la actividad cultural y económica potenciando las obras de rehabilitación de viviendas,

"Los valencianos también podrán beneficiarse en la Declaración de la Renta que realicen estos días de una nueva deducción en el IRPF del 20% por obras realizadas en la vivienda habitual para su conservación, mejora de la calidad, sostenibilidad y accesibilidad hasta un máximo de 5.000 euros", ha señalado Soler.

Asimismo, otra de las novedades es una deducción del 20% de las cantidades invertidas en instalaciones de autoconsumo eléctrico y de producción de energía térmica en la vivienda habitual con una base máxima de deducción de 8.000 euros. Esta deducción no tiene límite de renta.

Ventajas para familias monoparentales y abonos culturales

Según Soler, "con el objetivo de aliviar la carga impositiva de las familias monoparentales con menos ingresos la Generalitat estrena esta campaña de la renta una deducción en el IRPF de 300 euros para las familias monoparentales de categoría general y de 600 euros para las de categoría especial, que son aquellas que tienen tres o más hijos/as o dos hijos/as y bajos ingresos".

Asimismo, el Consell dentro de su apuesta por reforzar la política de abonos culturales en aquellos teatros y auditorios de la Comunitat Valenciana adheridos al convenio con CulturArts, ofrecerá una nueva deducción del 21% del coste de los abonos a estas programaciones para rentas inferiores a 50.000 euros. De este modo la Generalitat, en la medida de sus posibilidades y pese a la infrafinanciación que soporta, contribuye al impulso de las actividades y promociones culturales.

Objetivo: alcanzar las 50.000 declaraciones

Durante su visita al punto de atención del contribuyente ubicado en el Puerto de Valencia, el conseller ha destacado que esta campaña es "un ejemplo de colaboración entre las administraciones, en concreto, entre la Generalitat y la Agencia Estatal de Administración Tributaria, para atender de forma presencial al ciudadano en la confección de la declaración de la renta".

Vicent Soler se ha referido también al incremento de la asistencia prestada por la Generalitat a los valencianos. "La Conselleria de Hacienda ha multiplicado por 10 este año el asesoramiento a los valencianos en la confección de la Renta, con el objetivo de pasar de las 4.451 declaraciones que elaboramos en 2015 a las 50.000 declaraciones que aspiramos a alcanzar en la presente campaña, algo que se hará realidad gracias la iniciativa de la Generalitat de extender la prestación de este servicio a las tres provincias y a nueve municipios (Albaida, Altea, Busot, Chelva, Chiva, L'Alcora, Santa Pola, Sant Mateu y Segorbe).

Tras su visita a la plataforma para la elaboración de la Renta 2017 ubicada en el Puerto de Valencia, Soler, acompañado por Ferrando y Roca, se han desplazado a los puntos de atención al contribuyente ubicados en la sede del IVAT en Valencia. Allí han podido comprobar de primera mano el funcionamiento del servicio, que este año ha incrementado de forma notable sus medios materiales y técnicos.

Vicent Soler ha elogiado el trabajo de todo los empleados públicos del IVAT "que han logrado, un año más, consolidarse como punto de referencia para los contribuyentes valencianos prestando un servicio de alta calidad". "Estamos en el punto neurálgico desde el cual se ha organizado el servicio de atención de la Generalitat en la campaña de la renta", ha señalado Clara Ferrando, quien ha felicitado al personal que presta allí sus servicios por su trabajo y dedicación.

 

Comparte este contenido: