El Gobierno adelanta el FLA extraordinario a la Comunitat para inyectar 199 millones a los proveedores

Vicent Soler, conseller de HaciendaEl conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha informado que el Gobierno central ha adelantado el FLA extraordinario para la Comunitat Valenciana, lo que supondrá ingresar en los próximos días un total de 199 millones de euros destinados a abonar facturas para las pymes y las familias valencianas.

LCV. Valencia / 8 e julio de 2018

"La puesta en marcha cuanto antes del FLA extraordinario, dirigido a cubrir la desviación del ejercicio anterior entre el déficit autorizado y el efectivamente incurrido, era una exigencia permanente al que el Gobierno anterior hacía oídos sordos, castigando a las empresas y a las familias valencianas por el hecho de no disponer de una financiación justa", ha destacado Soler.

"El Gobierno de Pedro Sánchez no espera a que haya elecciones para satisfacer el extraFLA, cuyos beneficiarios son miles de proveedores y empresas valencianas condenados a sufrir retrasos en los pagos por el uso arbitrario de unos préstamos que el Ejecutivo anterior ofreció como única alternativa a la financiación que merece la Comunitat Valenciana", ha señalado el conseller. En concreto, recordó que el Gobierno de Rajoy abonó a las comunidades autónomas el FLA extraordinario en marzo y en diciembre de 2015, en la antesala de las elecciones autonómicas y generales, respectivamente; en junio de 2016, también antes de los comicios generales, mientras que las cantidades pendientes de 2016 las abonó en diciembre y retrasó el extraFLA de 2017 a octubre-noviembre del año pasado.

"Había una insensibilidad manifiesta hacia la Comunitat Valenciana por parte del anterior Ejecutivo central. En cambio, el Gobierno de Pedro Sánchez ha sido sensible y ha adelantado el FLA porque no había ningún motivo para esta doble penalización que suponía para la Comunitat el no disponer la financiación justa que necesita y tampoco recibir a tiempo los préstamos del Estado para atender estas facturas", ha indicado el conseller. Además, ha apuntado que la propia ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha sufrido en el pasado, como consejera en Andalucía, el uso discrecional que se hacía anteriormente del extraFLA.

"Con esta actitud, a quien se hacía daño no era a la Generalitat, que también, sino a los proveedores, pequeñas y medianas empresas valencianas, a las familias y, en definitiva, a los cinco millones de valencianos", ha reiterado Soler. En esta línea, ha denunciado que el Gobierno central anterior "administraba esa disposición de liquidez para la Comunitat Valenciana con una lógica partidista y electoralista" y ha recordado cómo la Generalitat tenía que "insistir una y otra vez" para que el Ejecutivo central se aviniera a habilitar estos recursos.

De los 199 millones, 137 millones corresponden a la desviación del déficit de 2017, cuando la Generalitat cerró el ejercicio con un desfase entre ingresos y gastos equivalente al 0,73% del PIB valenciano, lo que supuso reducir el déficit a la mitad en un solo año, ya que en 2016 había sido del 1,5% del PIB (1.609 millones). El límite para el año pasado era el 0,6% del PIB. La desviación se traduce en los citados 137 millones, a los que hay que sumar el sobrante del techo de deuda en 2017, hasta completar los 199 millones.

Nuevo modelo de financiación

Tanto el conseller como la secretaria autonómica de Hacienda, Clara Ferrando, han vuelto a insistir en que "lo que necesita la Comunitat Valenciana es un nuevo modelo de financiación que acabe con la discriminación actual que sufren los valencianos. El FLA sustituye la financiación por derecho y son préstamos que hay que devolver con intereses. Por eso, lo que urge es culminar el trabajo técnico y abrir el debate político para dar de una vez solución a los problemas financieros de la Comunitat aprobando un nuevo modelo que atienda a la insuficiencia de todas las comunidades y a los problemas concretos de infrafinanciación de la Comunitat Valenciana".

Por su parte, Clara Ferrando ha subrayado que la aportación para cubrir la desviación del déficit de 2017 lo más rápidamente posible es "esencial para agilizar el pago de facturas pendientes, particularmente de Sanidad, que esperan las empresas valencianas". "La desviación del déficit por la infrafinanciación se traduce en miles de empresas y familias esperando a que se les pague unas facturas para las que no hay financiación; por eso es tan importante que el extraFLA se habilite cuanto antes y no se demore inexplicablemente a finales de año o a que hubiera elecciones", ha criticado Ferrando.

Clara Ferrando ha explicado que, sin crédito, no se pueden iniciar los trámites para contabilizar y tramitar los pagos de facturas a los proveedores, por lo que "es sangrante lo que sucedía antes, cuando se retrasaba la activación del extraFLA, castigando a los proveedores". Es lo que sucedió el año pasado, cuando el FLA se alargó hasta octubre-noviembre, lo que demoró miles de facturas, particularmente de Sanidad. "Lo más duro es que el mismo Gobierno que realizaba esta gestión del FLA nos pedía cuentas si aumentaban los plazos de Periodo Medio de Pago a los proveedores", ha lamentado la secretaria autonómica.

Ferrando ha recalcado que la solución definitiva será disponer, cuanto antes, de un sistema de financiación justo que permita atender con garantías la prestación de servicios básicos fundamentales a los ciudadanos. "El FLA no deja de ser un préstamo que tendremos que devolver con intereses", ha subrayado.

Comparte este contenido: