El IVF insiste en que la salida al Centro de Oficios de Coepa pasa por un acuerdo a cuatro bandas

El Instituto Valenciano de Finanzas se ratifica en su planteamiento de que la salida al problema del Centro de Oficios de Coepa pasa por un "diálogo constructivo" y por un acuerdo a varias bandas entre el propio IVF, el Ayuntamiento de Alicante, el Servef y la patronal alicantina por el que, ha insistido, el instituto lleva abogando y trabajando desde hace meses.

LCV. Alicante / 2 de marzo de 2017

El organismo público de la Generalitat ha señalado que tiene la intención de quedarse con el edificio pero ha precisado que no tiene ninguna obligación de asumirlo ya y, en ese sentido, ha subrayado que asumiría el Centro una vez se clarifiquen los riesgos jurídicos de la operación vinculados a los litigios abiertos, entre otros, por las subvenciones.

Desde el IVF se recuerda que el instituto concedió en su día a Coepa un préstamo para construir el Centro de Oficios que quedó garantizado con una hipoteca sobre el derecho de superficie transmitido por el Ayuntamiento de Alicante, propietario del solar sobre el que se contruyó. Asimismo, dicha construcción se financió con distintas subvenciones concedidas por el Servef que, por su parte, ha iniciado un expediente de reintegro por considerar que Coepa incumplió la finalidad y el destino de las mismas. Por ello, existe un procedimiento penal en marcha por el que el Servef acusa a Coepa de apropiación indebida de las subvenciones.

La adquisición del Centro de Oficios por parte del IVF exigiría, no solo la autorización del Ayuntamiento de Alicante como propietario del suelo y la del Servef como entidad concedente de las subvenciones, sino también la obligación del Instituto de Finanzas de destinar dicho edificio al uso pactado de "centro de formación y simulador de riesgos laborales".

Dado que el instituto no tiene competencias para destinar el edificio al uso indicado, el IVF se ha dirigido ya al Servef, que es el organismo de la Generalitat con capacidad para destinar el Centro de Oficios a dicho uso, para que se pronuncie al respecto con el objetivo de tratar de articular un acuerdo entre las partes. Este acuerdo sería beneficioso para el interés público, ya que el IVF podría recuperar el importe de su crédito, el SERVEF podría destinar el inmueble a la finalidad para la cual concedió las subvenciones y Coepa podría saldar su deuda con el IVF.

Este pacto a varias bandas por el que viene abogando el IVF comportaría que el instituto descartara acudir a la ejecución hipotecaria contra Coepa, que es la única vía judicial que quedaría abierta en este momento para el IVF y que sin duda supondría un mayor perjuicio para la organización patronal alicantina.

El organismo de la Generalitat reitera que no existe ninguna resolución judicial que le obligue a adquirir ya el Centro de Oficios y, por tanto, no se está incumpliendo ningún mandato judicial contenido en el Convenio de Acreedores que, por otra parte, no vincula al Instituto, pues es un acreedor con privilegio especial.

Comparte este contenido: