Una de cada cuatro empresas alicantinas reconoce haber sufrido un ciberataque en el último año

Reunión de Bee SecurityUna de cada cuatro empresas alicantinas reconocen haber sufrido algún ciberataque en el último año, según los resultados de la encuesta realizada a los asistentes a la primera edición del Bee Security Meeting, organizada por Bee Ingeniería, empresa de Verne Technology Group. A pesar de ello, tres de cada cuatro encuestados afirman no disponer de algún tipo de informe o estadística de los ciberataques que sufre su compañía, algo esencial para la toma de decisiones y la implantación continua de mejoras en ciberseguridad.

LCV. Alicante / 29 de junio de 2017

A pesar de que la ciberseguridad es identificada como uno de los grandes retos actuales a los que se enfrentan las empresas, más del 40% de los encuestados reconoce no disponer en su compañía de personal especializado en ciberseguridad, aunque el 87% asegura disponer de protocolos de actualización de sus sistemas operativos y antivirus.

Un 26% de las empresas consultadas afirma haber sufrido algún ciberataque en el último año y un 74% dicen no disponer de un informe mensual de los ataques o estadísticas de los ciberataques que recibe su compañía, con el fin de facilitar la toma de decisiones y la adopción de las medidas de seguridad necesarias.
Además, la gran mayoría de las mercantiles encuestadas, el 83%, no realizaron en el último año una formación específica para sus empleados sobre los riesgos de ciberseguridad. Por otro lado, el 70% reconoce que es clave realizar esta formación y concienciación de los empleados, junto con otro tipo de acciones como realizar una auditoría para detectar posibles vulnerabilidades.

El responsable de ciberseguridad de Bee Ingeniería,Toni Martínez, resalta cómo se ha producido un crecimiento exponencial de los ataques en el mundo, que afectan a todo tipo de negocios y organizaciones obligando a paralizar su actividad, como los dos últimos ataques que han conseguido ser portada en todos los diarios del mundo en apenas un mes, cuestión que jamás se había producido.

Martínez señala que en el primer trimestre de 2017 el número de ataques informáticos ha aumentado un 57 por ciento. Concretamente, donde más se han incrementado los ataques han sido a las Pymes con un 64 por ciento, frente a las grandes compañías donde también han crecido en un 44 por ciento, tal y como reflejan los datos del Centro de Respuesta a Incidentes de Seguridad e Industria (CERTSI). “Estas cifras demuestran que el negocio del cibercrimen es cada vez más lucrativo”, ha resaltado Toni Martínez.

El responsable de ciberseguridad de Bee Ingeniería alerta además sobre el conocido como “Ramsonware as a service” que es un servicio que se ofrece a través de la red para que un hacker diseñe un ataque a medida y que sólo se paga en caso de éxito a través del rescate. Martínez resalta lo relativamente fácil y hasta económico de estos servicios profesionales de ciberdelincuencia, con tarifas para un ataque de Denegación de Servicio (DoS por sus siglas en inglés) de 4,6 euros si se mantiene el ataque durante 15 minutos y de 370 si se hace durante 24 horas.

Comparte este contenido: