La Administración Pública ha perdido más de 9.100 puestos de trabajo durante la crisis en Alicante

El Área Pública de CCOO PV ha presentado en Alicante la campaña “¡Vamos a Recuperar lo arrebatado!” con el objetivo es defender los servicios públicos, los derechos laborales y reivindicar la recuperación del empleo público, así como el poder adquisitivo de sus trabajadores. El sindicato reclama que los Presupuestos Generales del Estado de 2018 incluyan todo aquello que se ha ido "arrebatando al sector público y a su personal".

LCV. Alicante / 26 de septiembre de 2017

Durante la crisis, "el Gobierno ha utilizado los PGE para cuadrar las cuentas a costa de los servicios públicos y de los derechos de las personas que trabajan en ellos. Esta política, además de injusta se ha demostrado ineficaz económicamente y únicamente ha servido para consolidar la desigualdad y la precarización".

Para el sindicato "ya no hay excusas. Es el momento de que la recuperación económica anunciada en reiteradas ocasiones por el Gobierno, revierta en la ciudadanía y se traduzca de manera inmediata en los PGE 2018. Estos presupuestos deben comportar una correcta financiación para todas las Administraciones Públicas (estatal, autonómica y local) y empresas públicas afectadas, que garanticen unos servicios de calidad, eficientes y en igualdad de oportunidades para toda la ciudadanía".

CCOO denuncia que en la provincia de Alicante se han perdido más de 9.100 puestos de trabajo en las Administraciones Públicas desde 2010, lo que repercute directamente en la calidad del servicio y en un aumento del desempleo. Esta cifra alcanza los 23.000 puestos perdidos si hablamos de toda la Comunidad Valenciana.

Así, en Alicante la Administración estatal ha sufrido una disminución de 700 puestos y en las administraciones locales la reducción ha sido de 4.100 puestos. Dentro de la Generalitat, en el ámbito de la función pública se ha perdido más de 400 y  en instituciones sanitarias unos 2.800. En docencia no universitaria se produce un descenso de 1.144 puestos, aunque en el periodo más duro de la crisis llegó a alcanzar los 3.200 perdidos.

En este sentido, el Acuerdo para la Mejora del Empleo Público suscrito por CCOO hace unos meses con el Gobierno central supone un paso importante para la reducción de la elevada tasa de temporalidad en el conjunto de las administraciones públicas. Es un gran avance para la estabilización de las plantillas, pero también resulta necesario detener la pérdida de empleo público y recuperar el perdido durante la crisis (300.000 en España y más de 23.000 en el País Valenciano). Para ello es imprescindible que se eliminen las tasas de reposición fijadas en los PGE, de tal forma que las administraciones, en el uso de sus facultades y para el desarrollo de sus competencias, puedan superarlas para adecuar las plantillas a las necesidades de los servicios.

El sindicato reivindica OPE excepcionales, además de las ordinarias, para recuperar los más de 50.000 puestos de trabajo que se vieron comprometidos en la Comunidad Valenciana por la alta temporalidad y las tasas de reposición, y que en el ámbito del Estado estaría en torno a 700.000.

 

Comparte este contenido: