Los pensionista de la Comunitat cobran de media 73,7 euros menos que la media estatal

La pensión media en la Comunitat Valenciana es 73,78 euros inferior a la media estatal, un 8% menos. “La solidaridad intergeneracional se fractura en el momento en que las cifras de desempleo juvenil nos sitúan con una tasa del 38%. La mayor precariedad laboral en nuestro territorio tiene como consecuencia, pensiones más bajas”, asegura Ana Belén Montero, secretaria de Política Social de CCOO.

LCV. Valencia / 18 de abril de 2018

CCOO PV ha elaborado un informe de la situación de las pensiones en la Comunidtat que muestra cómo estamos por debajo de la media en todas las cifras. La pensión media de jubilación en el País Valenciano es de 984 euros, situándonos quintos por la cola. Pero esta diferencia respecto a la media estatal se recrudece de manera muy significativa en las provincias de Alicante y Castellón, un 15% y un 14%, respectivamente. También la de viudedad está cinco puntos por debajo.

El número de pensionistas aumenta progresivamente resultado de la mayor esperanza de vida general y también por las jubilaciones anticipadas. Desde los 7,5 millones en el estado español del año 2000, nos encontramos en el 2018 con cerca de 10 millones de pensionistas. Estos datos siguen la misma tendencia en el País Valenciano que ha pasado de más de 700.000 personas en el 2000 a 974.807 en el 2018, representando cada vez una mayor proporción en el conjunto estatal. “Mientras la sociedad reclama una pensiones dignas, el Gobierno solo las ha subido un 0,25%, una media 2€ mensuales. Eso supone en la práctica casi una congelación, ya que el poder de compra es de -3.10 puntos porcentuales desde 2007”, ha destacado Ana Belén Montero.

El informe ha sido presentado en la Jornada “Presente y futuro de las pensiones” celebrada en CCOO PV y en la que han participado representantes de los partidos políticos con representación parlamentaria que han abogado por volver a la senda del Pacto de Toledo. El senador del PP Antonio Clemente, ha defendido que los Presupuestos Generales prevén una subida de las pensiones más bajas. El alcalde de Torrent, del PSPV, Jesús Ros, ha denunciado el ataque feroz al sistema público de pensiones, bombardeando con la idea de que no es sostenible. Por su parte, el diputado de Compromís en el Congreso, Ignasi Candela, ha abogado por eliminar el factor de sostenibilidad y el índice de revalorización porque ponen en cuestión seriamente la capacidad adquisitiva de las personas pensionistas. Pilar Lima, senadora de Podem, ha acusado a PP y Ciudadanos de “sordera social” al no escuchar el clamor de la ciudadanía que se ha movilizado en defensa de un sistema público de pensiones, “se puede mejorar, pero falta voluntad política”. Y el diputado de Ciudadanos en el Congreso, José Cano, ha defendido la necesidad de luchar contra la precariedad, eliminando los contratos temporales, y la baja natalidad.

El secretario de Políticas Públicas y Protección Social de CCOO, Carlos Bravo, ha centrado el debate sobre el conflicto respecto a la situación del sistema público de pensiones “estamos hablando de si se va a respetar o no el pacto entre generaciones, porque su cumplimiento exige una cobertura equilibrada y requiere una aportación creciente, limitada en el tiempo, vía Presupuestos Generales del Estado.

Bravo ha destacado dos prioridades entre la batería de propuestas planteadas por CCOO para reforzar el sistema público de pensiones. La primera, recuperar el marco del pacto de Estado, porque es el gobierno participado del sistema de pensiones “que permite defender mejor los intereses de la mayoría que representamos, aunque exija aportar soluciones alternativas y asumir la situación actual”.

El dirigente sindical también ha advertido del enorme error de que supone cuestionar el papel interlocución de los agentes sociales en la construcción y defensa de este puntal de la protección social,  y ha instado a la búsquedsa de espacios de confluencia en la reivindicación, que fortalezcan la presión frente a posiciones conservadoras.  

La segunda propuesta de fortalecimiento pasa por reequilibrar el sistema de financiación con medidas de diverso alcance temporal: aumentar los tipos de cotización y destopar la base màxima “porque hay margen y la española es de las más bajas de Europa”; dejar de consumir el fondo con gastos no destinados al pago de pensiones, como políticas activas de empleo; seguir reforzando los salarios, cumplimiento del pacto respecto al SMI; facilitar las aportaciones extraordinarias del Estado.

“Urge recuperar el gobierno participado del sistema de pensiones y reequilibrar su financiación. El compromiso de CCOO es generar propuestas y alternativas, llevar el conflicto a las empresas y a la mesa de negociación” ha aseverado.

Comparte este contenido: