Cuando el móvil nos juega una mala pasada

JAVIER GÁZQUEZ

Javier Gázquez

Cuando adquirimos un nuevo dispositivo móvil, solemos tener especial cuidado en que éste no se le caiga, ni se estropee la pantalla. Para evitar estos percances todos compramos en el mismo momento de su adquisición una funda que lo proteja de los golpes y un cristal templado que evite los rayones y el posible destrozo de la pantalla.

Aun así, aunque seamos precavidos con esto, es posible que se produzca un accidente en el cual el móvil caiga desde una altura considerable o se le derrame encima algún tipo de líquido. Si por alguno de estos descuidos nos toca llevar el móvil a reparar, es mejor seguir unas pautas antes de hacerlo.

Asegúrate de que la garantía aún no ha caducado

Normalmente la garantía de un dispositivo móvil suele durar dos o tres años, dependiendo de la marca. Antes de llevar el móvil al servicio técnico debemos consultar si la garantía ha expirado o si aún sigue siendo válida. De esta forma se podrá ahorrar el dinero del arreglo.

Aun así, las coberturas de cada marca son diferentes. Hay que asegurarse de que el desperfecto que se le ha ocasionado al móvil está cubierto por la garantía. Algunas de estas empresas sólo cubren los fallos técnicos durante los dos primeros años y los daños ocasionados en la pantalla en los seis primeros meses. Por eso es esencial que el cliente se informe. Igualmente, durante la adquisición del dispositivo, siempre se puede contratar una garantía adicional que cubra los daños durante todo su periodo útil.

Si lo intentas arreglar tú mismo perderás el derecho que te da la garantía

En Internet existen infinidad de vídeos en los cuales explican cómo arreglar un móvil. Si tu móvil, por ejemplo, es un Nexus 5, con introducir una pequeña búsqueda en el buscador, podrás encontrar infinidad de formas de solucionar los problemas que tengas. Pero esto supone un gran riesgo, pues en el momento en el cual el cliente quite la tapa perderá todos los derechos que le ofrecía dicha garantía.

En el caso de que ésta haya expirado, siempre se puede recurrir a profesionales en la materia, de esta manera te olvidas de realizar experimentos que acabarán por dejar tu móvil inservible y podrás reparar tu Nexus 5 rápidamente, sin mayores complicaciones.

Sé precavido y realiza una copia de seguridad de tus archivos

Cuando un dispositivo móvil pasa por el servicio técnico, lo más seguro es que sea formateado. Esto conlleva la pérdida por completo de toda la información del teléfono. Ante esta posibilidad lo más recomendable es hacer una copia de seguridad. Es mejor almacenar los documentos, fotos, programas y teléfonos de contacto en una memoria portátil.

Si lo que se ha roto ha sido la pantalla sólo basta con conectar el dispositivo a un ordenador y pasar toda la información a éste para su posterior entrega al servicio técnico.

En conclusión, ante la avería de su teléfono móvil y de la posibilidad de haber perdido toda la información contenida, lo más inteligente es mantener la calma y seguir los consejos antes mencionados que pueden hacerle ahorrar dinero y sobre todo no perder los datos del teléfono.

Comparte este contenido:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar