¿Qué sería del «ecommerce» si no pudiéramos medir los datos?

JAVIER GÁZQUEZ

Javier Gázquez

Cada día son más las personas que se deciden a dar el salto hacia la venta online. Aunque se trata de una actividad que puede ser realmente apasionante, hay que tener en cuenta que requiere seguir unas pautas para conseguir el éxito.

De hecho, vender a través de Internet resulta un tanto peculiar. Son muchos los factores que entran en juego a la hora de sacar adelante un comercio electrónico. No obstante, existe un aspecto que resulta totalmente primordial. Se trata de la observación de datos.
 
¿Por qué es tan importante la observación de datos en el ecommerce?

Algo como lo anterior, que debería resultar obvio en el ámbito de los ecommerce, es muy a menudo olvidado, en pos de otros temas. Lo cual resulta bastante incomprensible, ya que, para tomar decisiones, es de vital importancia saber cómo van los resultados.

Para contribuir a esta tarea, el análisis de datos en general, y los sistemas inteligentes de visualización en particular, dan a los comercios electrónicos el soporte tecnológico necesario para una gestión eficaz. Este modelo es utilizado por empresas de todos los tamaños.

Observar los datos tiene que resultar en todo caso una tarea fácil. Para ello, las empresas están utilizando los dashboards, una práctica herramienta de control que ayuda al buen funcionamiento de las mismas. Se trata de unos dispositivos que producen una reacción, además de incluir el total de la información en una única herramienta de visualización. Son paneles inteligentes que llevan a tomar decisiones para la mejora de ventas.

En el ámbito del ecommerce, ¿cómo tiene que ser un dashboard?

A pesar de lo positivo de estos sistemas, hay que tener en cuenta algunos aspectos. Expertos del ámbito de las tiendas online señalan que un dashboard no tiene que ser un cuadro con gran cantidad de gráficos y números juntos y totalmente estáticos, sino que debe generar patrones visuales que contribuyan a la toma de decisiones instintivas.

Por otro lado, es necesario que el dashboard vaya orientado a mostrar la interrelación entre los diferentes datos. Lo cual no quiere decir que deban analizarse separadamente las visitas a un producto y el stock del mismo por otra parte. Tampoco hay que monitorizar los pedidos, por un lado, y por otro la localización de estos o el número de compras que han tenido lugar en el comercio electrónico.

Lo anterior es un error de lo más común, que lleva a que se pierda mucha información necesaria. Así las cosas, para que los dashboards mejoren los negocios y favorezcan el manejo correcto de datos, hay que tener en cuenta todos los aspectos que, de una u otra forma, afectan a la empresa en la gestión de la misma.

Uno de los sectores que pueden salir más beneficiados de esas pantallas inteligentes es la venta online de moda. En este ámbito existen algunas peculiaridades muy específicas, lo cual hace que sea necesario acertar en la toma de decisiones para que las ventas aumenten.

Son muchas las variables que influyen en tiempo real en este tipo de comercio electrónico: stock, usuarios, productos, campañas, canales, etc. Visualizarlas todas ellas de la forma correcta es imprescindible para una toma rápida de decisiones.

Comparte este contenido:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar