El carajal del PP

RAMÓN FERNÁNDEZ

Ramón FernándezYa tenemos a los militantes del Partido Popular dedicados a decidir quien va a ser su próximo Presidente Nacional, el proceso se inicia el día 5 de julio con las primarias, que por primera vez en su historia se utilizan en un Congreso Nacional.

Desgraciadamente el mirlo blanco que todos esperaban y que hubiera obtenido la mayor parte de los apoyos, Núñez Feijó, ha dicho aquello de que pase de mi este caliz, yo creo que acertadamente, porque el poder de un Presidente de la Xunta de Galicia con mayoría absoluta, ciertamente es importante, y dejarlo para irse a Madrid, sin poder alguno encoje el animo de cualquiera. Y además para que engañarse en la oposición hace mucho frio.

De todos los candidatos que se han presentado a las primarias el que quizá pueda darnos días de gloria es el democratacristiano García-Margallo, y la verdad es que la fiesta por su parte ya ha empezado al afirmar, en algún medio de comunicación, que Sáenz de Santamaria no tiene ningún programa, y que en el tiempo en ambos estuvieron en el Gobierno no observo que tuviera alguno.

García-Margallo afirma que es el momento que en el P.P., se discuta sobre ideas y programas, en definitiva sobre contenidos ideologicos, al oirle esto cabe preguntarse si pretende dar ese partido un color más democristiano. Que dirá de esta pretensión Javier Arenas, democratacristiano ejerciente desde los tiempos de las Juventudes de UCD, al que hay que reconocer una extraordinaria capacidad para estar siempre en el aparato del P.P., así como su innegable y singular adaptación de su ideología cual si fuera un chicle.

En cualquier caso ya se sabe que el grupo democristiano en el PP, siempre acaba situándose en la estructura de poder, con una mayor o menor representación.

Pero el enfrentamiento más importante que todos esperamos es el Saez de Santamaría y Cospedal. Ésta última representación insigne del aparato del partido en los últimos años y situada en el sector conservador, porque resultaría una sorpresa que ahora ideologicamente ofreciera un perfil más abierto, creo que esto defraudaría a sus incondicionales, aunque vaya usted a saber, esta buena mujer es capaz de cualquiera cosa, acuerdense de aquello de la “indemnización en diferido”. ¡glorioso!. Aunque hay que reconocerle su larga trayectoria en el partido, y que es una política valiente nos guste o no.

En cuanto a Saez de Santamaría, nos puede deparar cualquier cosa, por eso creo a García-Margallo, ni programa ni falta que le hace, lo suyo es a ver como sale el toro cada día, me temo que es de los políticos que piensan que cada día tiene su afán, para que os quiero programas. Me quedo con dos perlas: a) la cara de pasmo que tenía cuando se entrevisto por primera vez con la canciller Merkel y b) esa opinión, que al parecer tenía de Oriol Junqueras, casi un hombre de Estado y mientras éste siguiendo con los preparativos del proceso de declaración unilateral de independencia de Cataluña. ¡Que ojo!. Hemos de reconocer no obstante, que nunca se sabe, a veces, los políticos en determinadas condiciones nos descubre una cara desconocida hasta ese momento, no deja de ser, el resultado de un dominio experto del arte del disimulo y la simulación. Maquiavelo en estado puro.

Veremos a ver quien de las dos gana las primarias, pero desde el punto de vista de un militante del PP, nada me extrañaría que Cospedal se considere un valor seguro.

En cualquier caso, y como quiera que solo podrán votar los afiliados que se inscriban y paguen su cuota, si como parece solo lo hacen un 10 o 12% de los 700.000 afiliados que declara el partido, las primarias desde el punto de vista de la participación serán un fiasco.

Comparte este contenido:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar