España y las migraciones africanas

RAMÓN FERNÁNDEZ

Ramón Fernández de TirsoDe nuevo, como todos los veranos, asistimos al intento de entrar en España ilegalmente a personas procedentes de Africa, bien mediante el asalto a nuestra frontera en Ceuta y Melilla, bien mediante el denominado trafico de pateras. Y de igual forma, los políticos españoles siguen sin pactar una política de Estado sobre el problema de las migraciones procedentes de este continente, al parecer, prefieren que este asunto sea objeto de permanente enfrentamiento electoral. En el que unos llamaran a sus adversarios xenófobos, y los otros sistemáticamente les acusaran de provocar un efecto llamada. Pero tanto unos y otros confían que por dinero el Comendador de los Creyentes les resuelva la situación, “gestionando eficazmente la frontera”, eufemismo, que esconde el deseo de que el problema se lo quite de encima el alauita, y por supuesto sin contar los pormenores.

Pero al parecer el Comendador de los Creyentes, que esta siempre dispuesto a hacer un buen negocio y ha visto que se ha iniciado y que seguramente ira a más en el tiempo, y ya ha dejado caer a través de los que le rodean que los 33 millones de euros de los que se habla es cantidad escasa, y necesita de entrada el doble, porque tiene que formar a los que van ocuparse del problema in situ, y además para impedir el tráfico de pateras necesita barcos y helicópteros con la últimas tecnologías. Como puede observarse el Comendador de los Creyentes es un águila que ve y huele el dinero inmediatamente.

Y ciertamente, el problema de las migraciones africanas a nuestro país, como puerta para entrar a Europa puede ir a más con el tiempo. Baste leer detenidamente el documento del Departamento de Asuntos Sociales y Económico de la ONU: Perspectivas sobre la Población Mundial (revisión 2015), en el que se analiza el posible crecimiento de la población mundial para los años 2030 y 2050.

En relación a África, el estudio prevé que este continente albergará al 25% de la población mundial en 2050. Este aumento de la población africana, según el estudio, se dará especialmente en los estados situados al sur del Sáhara. De acuerdo con estos datos Nigeria tendrá unos 397 millones en el año 2050 y será la cuarta nación más poblada del mundo detrás de la India, China y Estados Unidos. Por otra parte, en la actualidad en África el promedio de hijos por mujer es de 4,6, mientras en el resto del mundo es de 2,5.

De entre los países africanos, según el estudio, Niger es el primero de la lista en cuanto a hijos por mujer: 7,6, lamentablemente es también uno de los países más pobre del mundo. De seguir así, Niger verá quintuplicada su población en el año 2100, es decir poblarán el país 100 millones de habitantes.

Por otra parte, este estudio prevé que en el año 2050 el 34% de la población europea tendrá 60 años, y Europa no podrá cubrir con nacidos en el continente la tasa de reposición del mercado laboral.

Creo que con estos datos no es exagerado pedir, que a medio y largo plazo, la Unión Europea, y el primer interesado es España, deje de mirarse el ombligo, mientras asistimos al aumento poblacional que prevé el estudio de la ONU, y seguir fiándolo todo a la “gestión de fronteras” que realice el Reino de Marruecos o Túnez.

Parece, por tanto, que es hora de que la Unión Europa elabore planes para crear riqueza en los países especialmente afectados por la pobreza en África, y también sobre flujos migratorios que se adapten a los cambios del mercado laboral europeo, junto con otros planes que mejoren la educación básica en el continente y la sanidad.

Comparte este contenido:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar