La Guardia Civil detiene en Benissa a cuatro traficantes que ocultaban cocaína entre el arroz

La Guardia Civil de Alicante ha detenido en Benissa a cuatro españoles, de 53, 50, 48 y 37 años, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas. Se han incautado 149 gramos de cocaína, 59 gramos de marihuana, 3 plantas de marihuana, 4 gramos de hachís, 1.717 euros en efectivo, 1 ordenador portátil, 8 teléfonos móviles, 1 disco duro y 2 balanzas de precisión, así como elementos para preparar las dosis de cocaína (alambres, bolsitas de plástico y precinto).

LCV. Benissa / 16 de junio de 2016

La Guardia Civil de Alicante detectó el pasado mes de febrero un aumento de la venta de droga en la localidad de Benissa, especialmente en locales de ocio y en las inmediaciones de locales comerciales.

Comenzó entonces una exhaustiva investigación, y se establecieron varios dispositivos de control y de vigilancia para localizar los diferentes puntos de venta y los domicilios desde los que se distribuía la droga.

Todos los indicios apuntaron a un grupo organizado de cuatro españoles en el que cada uno tenía un papel perfectamente designado. Uno era el mayorista, el otro el proveedor a pequeña escala, un tercero hacía de relaciones públicas poniendo en contacto al vendedor con los clientes y el último, que actuaba por libre, solicitaba “provisiones” cuando se quedaba sin material para vender.

En el momento en que consiguieron las pruebas suficientes, agentes de la Guardia Civil de Benissa, con apoyo del Servicio Cinológico, procedieron a la entrada y registro de los domicilios de los dos cabecillas.

Durante el primer registro, se sorprendió al titular de la vivienda saliendo de su domicilio con la intención de realizar una venta. Los agentes lo interceptaron en la puerta de su casa con dos bolsitas de cocaína escondidas en su pantalón. Cada una tenía un pesaje diferente: 1 gramo y 0,5 gramos, por lo que todo apuntaba a que iba a contactar con a dos clientes.

Cuando procedieron al registro de la vivienda, hallaron en el trastero una nevera tipo camping con la droga escondida en el interior. Lo que más llamó la atención de la Guardia Civil fue que la nevera estaba llena de arroz a granel. El arroz, utilizado popularmente como sustancia secante, estaba allí para evitar que la droga se estropeara por la humedad.

La droga se disimulaba perfectamente entre tanto grano. Cuando se dio con ella, se contabilizó un total de 2 rocas compactas de cocaína pura, de 56,2 y 35,2 gramos, 38 dosis de cocaína repartidas en 15 bolsitas de 1 gramo y 23 bolsitas de 0,5 gramos, y 4 gramos de hachís.
Además, había material para la distribución de la cocaína en dosis individuales (báscula, bolsas recortadas en círculos tipo paracaídas y precintos de alambre cortados a medida para las bolsitas) y 1.717 euros en efectivo.

En el registro de la vivienda del segundo cabecilla del grupo, hallaron en el salón: 1 roca de 30,1 gramos de cocaína pura, 2 bolsas con un total de 59 gramos de marihuana, 3 plantas de marihuana, elementos para su distribución, varios teléfonos móviles y material informático. El dueño de la casa también tenía en su bolsillo un gramo de cocaína listo para su venta.

La Guardia Civil detuvo a los dos propietarios de las viviendas registradas, y a los otros dos que les ayudaban a distribuir la droga, como autores de un presunto delito de tráfico de drogas.

Tras su paso a disposición judicial, se decretó el ingreso en prisión para los dos dueños de las viviendas y libertad con cargo para los otros dos detenidos.

 

Comparte este contenido: