La Guardia Civil arresta tres personas por 17 hurtos en el área de servicio de la A7 en Crevillent

La Guardia Civil ha detenido en Crevillente a tres personas a los que se les imputa, por el momento, un total de 17 delitos de hurto, todos ellos cometidos en el área de descanso de la A7, a la altura de esa localidad. El valor de lo sustraído asciende a 18.000 euros.

LCV. Crevillent / 5 de octubre de 2017

Coincidiendo con el inicio de la época estival y, por tanto, con el aumento de desplazamientos por carretera, los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Crevillente detectaron un aumento considerable en la comisión de sustracciones en el área de servicio de la A7 de dicha localidad.

Según las diversas denuncias recibidas, el modus operandi siempre era el mismo; un hombre y una mujer se acercaban a la víctima, previamente observada y elegida, y le preguntaban por una dirección, mostrándole para ello un mapa de grandes dimensiones.

Dicho mapa lo desplegaban sobre el objeto que querían sustraer (normalmente un bolso apoyado sobre el vehículo de la víctima o sobre la mesa o silla de la terraza del área de servicio en la que estaba tomando un refrigerio, por ejemplo), tapándolos así, de la vista de sus propietarios.

De esta forma, uno de ellos señalaba con una mano sobre el mapa y con la otra sustraía con gran destreza el objeto deseado, el segundo de ellos intervenía en la escena, distrayendo a la víctima para que el primero pudiera marcharse rápidamente del lugar ya con el botín, mientras que un tercero les esperaba a ambos en un vehículo en marcha, de una empresa de alquiler, abandonando completamente el lugar.

De la investigación se ha podido extraer que los tres individuos reconocían previamente el área de descanso, para asegurarse de que no hubiera presencia policial y escogían a las posibles víctimas de entre los turistas que allí se encontraban.

Los candidatos perfectos eran aquellos que viajaban en autobús, ya que, previsiblemente, no pondrían la correspondiente denuncia hasta llegar a su destino, lejos del lugar de actuación de los investigados, a veces incluso, llegando a denunciar los hechos en otro país, entorpeciendo así la labor policial, al dilatar en el tiempo las actuaciones.

Conocedores de esta característica forma de actuar, los agentes de Crevillente, tras numerosas gestiones de averiguación y de espera a estas personas, las han detenido, cuando se disponían a cometer un nuevo delito. Uno de ellos ya estaba en el coche esperando, y los otros dos, el hombre y la mujer, caminaban por el área de descanso eligiendo a su próxima víctima. En el registro del vehículo se han hallado varios mapas de grandes dimensiones, los utilizados para distraer a las víctimas.

Los tres detenidos son una mujer de 38 años y dos hombres, de 44 y 22 años, padre e hijo, todos ellos de nacionalidad rumana y vecinos de Alicante.

Se les imputa, de momento, 17 delitos de hurto, cometidos en su totalidad en este área de servicio del término municipal de Crevillente, aunque también están siendo investigados por su posible relación con otros hurtos similares cometidos en otras provincias. Se estima que el valor de lo sustraído asciende a unos 18.000 euros.

Cabe destacar que, desde la detención de estas personas, no se han producido más hechos delictivos de estas características en este lugar, calmando así la alarma social que se estaba produciendo entre los usuarios de la zona.

Comparte este contenido: