Arrancan en San Vicente las obras de los huertos urbanos con 39 parcelas en su primera fase

Las obras de creación de los huertos urbanos junto al barrio de Laborinquen han dado comienzo esta semana y, según el plazo de ejecución previsto, estarán concluidas en un mes.

LCV. San Vicente / 5 de octubre de 2017

El proyecto consiste en crear un huerto urbano en un recito cerrado, con un total de 39 parcelas individuales en una primera fase, que serán cedidas para su gestión a vecinos y vecinas del municipio y entidades. Las obras incluyen la creación caminos, infraestructura de riego y espacios de uso común.

La concejala de Medio Ambiente, Nuria Pascual, ha explicado que el destino concreto de los huertos es el cultivo agrícola de hortalizas, frutas y flores, en cada una de las parcelas utilizando las técnicas de la agricultura ecológica, prescindiendo de la utilización de fitosanitarios, abonos de origen químico y minimizando el consumo de agua. Asimismo pueden desarrollarse actividades complementarias relacionadas con el huerto de carácter formativo, lúdico y/o de integración social. Dichos huertos, tras un procedimiento de adjudicación mediante una convocatoria pública que se realizará en los próximos meses, se  pondrán a disposición de las personas adjudicatarias, durante un período de dos años con posibilidad de prórroga de otro.

Pascual ha recordado que el proyecto de huertos urbanos fue uno de los elegidos por la ciudadanía en el proceso de presupuestos participativos para 2017. El Ayuntamiento, tras un periodo de consulta pública, ya ha aprobado inicialmente la ordenanza municipal que regulará el uso de estos huertos.

Con una dotación económica de 25.000€, en esta primera fase van a construirse 39 parcelas individuales de 48 m2 de superficie cada una, lo que supone un total de 1.872 m2 de área de cultivo.

Nuria Pascual ha explicado que el objetivo de la Concejalía es fortalecer la agricultura en nuestro municipio, desde una perspectiva de  fomento de la producción agraria local y agroecológica, con un eje diferenciador basado en la agricultura familiar, las microempresas y cooperativas, conectándola con las iniciativas que trabajan con un consumo más consciente y responsable, para dar impulso a una producción y transformación de alimentos de calidad y respetuosa con el medio, y así trabajar para alcanzar la soberanía alimentaria en nuestro territorio y ser ejemplo de actividad agraria económicamente rentable a largo plazo, ambientalmente limpia y socialmente justa.

Comparte este contenido: