El Instituto Tecnológico de la Palmera comenzará a producir ejemplares in vitro en el primer semestre de 2018

El Instituto Tecnológico de la Palmera comenzará a producir ejemplares in vitro en el primer semestre del próximo año, según confirmó esta mañana el alcalde, Carlos González, durante una visita a las instalaciones, en las que ya están montando los laboratorios, en compañía del concejal del Palmeral, Antonio García.

LCV. Elche / 1 de diciembre de 2017

Carlos González criticó “el desinterés del anterior gobierno por el mundo de la palmera y por la investigación que se desarrollaba en la Estación Phoenix, que fue cerrada. Además, el edificio estuvo en desuso durante todos los años de gobierno del PP porque fueron incapaces de hacer aquello para lo que estaba concebido, la investigación y la producción de palmeras in vitro”.

El Instituto Tecnológico de la Palmera está ubicado en la calle Massamagrell y su explotación fue adjudicada a la empresa “Gaia Lab Spain”, que abonará al Ayuntamiento un total de 183.000 euros anuales por el alquiler de las instalaciones y otros servicios durante un período de 12 años prorrogable a dos.
Las instalaciones superan los 1.100 metros cuadrados y la empresa podrá disponer del material rescatado dela antigua Estación Phoenix. En un primer momento se crearán una docena de puestos de trabajo, que podrán llegar a 30 en sucesivas fases.

“Afortunadamente, las gestiones que hemos realizado nos permiten hablar hoy de un proyecto que empieza a andar y que supone que en Elche se vuelvan a producir palmeras in vitro para todo el mundo. Le damos uso a este edifico, va a haber una rentabilidad económica para el Ayuntamiento porque recibirá un cánon y, sobre todo, porque se utilizan unas magníficas instalaciones para lo que fueron concebidas”, destacó Carlos González.

El alcalde también informó de que “en el primer semestre de 2018 comenzarán a producirse palmeras in vitro. Hay un período previo de instalación y de adaptación que hemos estado contrastado con los técnicos. El objetivo de la primera fase es alcanzar una producción anual del orden de las 50.000 palmeras in vitro para, a medida que el proyecto se vaya consolidando, poder producir unas 100.000 palmeras anuales, lo cual nos posicionará como uno de los primeros productores del mundo”.

“Esto lo quiero relacionar con las “patatas calientes” heredadas, edificios en desuso olvidados por el anterior gobierno. Hemos ido resolviendo una tras otra todas esas situaciones producto de la desidia del Partido Popular. Hemos puesto en marcha el centro de Asfeme, la oficina de Tráfico, las instalaciones deportivas de Palmerales y el Centro Hernandiano. Estamos trabajando para abrir en breve la residencia juvenil de Atabix y ahora comprobamos cómo este edifico también se pone en marcha.  Por lo tanto, estamos resolviendo los desaguisados del anterior gobierno y dando sentido y utilidad social a edificios en desuso, de gran valor y utilidad”, expresó el alcalde.

Repercusión en los agricultores

Por su parte, el concejal del Palmeral destacó que “este proyecto también nace de la voluntad del Ayuntamiento de que tenga una repercusión directa en los agricultores de Elche. Va a haber una comisión de seguimiento, que figura en la adjudicación, y también está previsto realizar visitas guiadas, cursos y asesoramiento con el objetivo fundamental de que el dátil vuelva a ser rentable y podamos volver a recuperar ese paisaje tan característico de nuestro municipio”.

Declaración del palmeral

Por otro lado, sobre el 17 aniversario de la declaración del Palmeral como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el alcalde destacó que “tenemos que ser conscientes de que los 17 años de la declaración no solo nos sirven para potenciar la imagen exterior de la ciudad, con todos sus patrimonios, sino para valorar en mayor medida ese legado cultural tan valioso y enraizado en la ciudad como es el Palmeral”.

“No solo es importante la declaración, sino también el trabajo cotidiano. La declaración de la UNESCO es un estímulo para este trabajo de mantenimiento y conservación de los huertos, tanto de titularidad pública como privada. También para la lucha contra el picudo, que desde el primer día de Gobierno ha sido una auténtica prioridad y que con el cambio de estrategia y la colaboración con la conselleria de Cultura hemos pasado de una situación en la que la plaga campaba a sus anchas en nuestra ciudad a tenerla bajo control”, explicó González.

“La Declaración de Patrimonio de la Humanidad también sirve para tener proyectos de futuro. En este momento estamos trabajando no solo en mantener bien los huertos, sino también en conseguir sentar las bases para legar el Palmeral a las generaciones venideras. En ese sentido, quiero destacar el trabajo desde el ámbito municipal para impulsar el proyecto de Ley del Palmeral, que dará fruto, y cuya principal consecuencia jurídica y práctica será su blindaje. Quiero mostrar mi satisfacción por estar trabajando en el Plan Especial del Palmeral, cuyo primer avance lo podremos tener en el primer trimestre de 2018, y también recordar que se está trabajando en el Plan de Usos”, concluyó el alcalde.

Comparte este contenido: