Una detención por violencia machista en Elda deriva en el desmantelamiento de una plantación de marihuana

La Policía Nacional ha detenido en Elda a un hombre de 40 años de edad por un delito contra la salud pública. Los agentes lo habían detenido por un presunto delito de violencia de género y cuando accedieron a su domicilio encontraron un cultivo indoor de marihuana compuesto por 100 plantas y 60 esquejes de esta sustancia.

LCV. Elda / 20 de febrero de 2018

Los hechos tuvieron lugar el domingo 17 de febrero, cuando agentes de la Comisaría de la Policía Nacional de Elda detuvieron a un varón por un presunto delito de violencia de género.

Mientras el detenido se encontraba en dependencias policiales, los investigadores tuvieron conocimiento de que esta persona pudiera traficar con sustancias estupefacientes, concretamente marihuana.

Con el consentimiento del detenido, los agentes accedieron al día siguiente  a su domicilio a fin de corroborar las informaciones obtenidas, descubriendo una plantación indoor de marihuana repartida por diversas estancias compuesta por 100 plantas y 60 esquejes de esta sustancia, con un peso aproximado de 17 kilogramos. Además, los agentes incautaron 13 focos de luz y 4 ventiladores necesarios para el montaje y mantenimiento de la plantación. El detenido tenía un enganche ilegal que abastecía el clandestino invernadero de corriente eléctrica.

Por tales hechos fue detenido en ese momento por un delito contra la salud pública, pasando el mismo día a disposición del Juzgado de Instrucción número Tres de Elda.

Por otro lado, el 19 de febrero, agentes de la Brigada de Policía Judicial de Elche recibieron información acerca de una posible plantación de marihuana oculta en el interior de un domicilio de esa localidad.

Practicadas diversas gestiones de investigación, los agentes corroboraron los hechos y cuando accedieron al domicilio hallaron un cultivo oculto en su interior de 440 plantas de marihuana.

Los agentes procedieron a la detención de ambas personas por un delito contra la salud pública, acusándole a uno de ellos además un delito de atentado al propinar un cabezazo a un agente en el momento de la detención.

Comparte este contenido: