La Guardia Civil desarticula una organización dedicada a introducir inmigrantes desde Marruecos

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de la operación ‘VIDA’, ha desarrollado, en colaboración con la Comandancia de Algeciras y la Unidad Central Especial, una investigación enmarcada en la lucha Contra la Trata de Seres Humanos que ha culminado, hasta el momento, con la detención de cinco personas en Guadalupe-Murcia (3), Almoradí (Alicante) (1) y Torredembarra (Tarragona) (1), como presuntas autoras de los delitos contra el derecho de los ciudadanos extranjeros y de pertenencia a organización criminal.

LCV. Alicante / 8 de junio de 2018

Uno de los arrestados, supuesto líder de la organización criminal, había sido detenido hasta en tres ocasiones en el último mes por la presunta autoría de delitos de la misma naturaleza penal.

En los tres registros practicados en domicilios de Guadalupe de Maciascoque-Murcia (1) y de Almoradí (Alicante) (2) han sido incautados varios terminales de telefonía móvil, material informático, un vehículo de alta gama, 3.000 euros y abundante documentación.
El principal líder residía en la pedanía murciana de Guadalupe de Maciascoque

La investigación se inició el pasado mes de marzo, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de que un ciudadano marroquí, vecino de la pedanía murciana de Guadalupe de Maciascoque, podía estar relacionado con una trama delictiva dedicada a la introducción de inmigrantes desde el norte de África hasta el territorio nacional.

Las numerosas labores policiales de investigación y vigilancias, realizadas en torno a la figura de este primer sospechoso, permitieron averiguar que no solo se dedicaba a acoger a compatriotas recién llegados de su país para trasladarlos hasta otras provincias españolas, sino que también se desplazaba hasta puntos de la costa gaditana donde, al parecer, realizaba labores de vigilancia para facilitar su introducción desde el continente africano.

Desde el inicio de la investigación y durante los siguientes dos meses, la Guardia Civil pudo constatar la llegada a las playas de Tarifa y Algeciras (Cádiz) de, al menos, cinco pateras, con cerca de medio centenar de personas de nacionalidad marroquí. Las embarcaciones empleadas no contaban con medidas de seguridad ni con chalecos salvavidas para sus ocupantes, lo que hacía que la travesía por el Estrecho de Gibraltar pusiera en grave peligro sus vidas.

Fruto de la intensa actividad operativa y constatada la gravedad de los hechos, la Guardia Civil, previa autorización del Juzgado de Instrucción número 4 de Algeciras (Cádiz), dio inicio a la fase de explotación de la operación.

Así, el pasado miércoles, día 6, en un amplio despliegue policial desarrollado en las localidades de Guadalupe de Maciascoque-Murcia y Almoradí (Alicante), fueron registradas tres viviendas.

En los inmuebles han sido incautados varios terminales de telefonía móvil, material informático, un vehículo de alta gama, 3000 euros y abundante documentación relacionada con la red delictiva investigada.

Esta fase de la investigación se ha saldado con la detención de cinco personas, tres de ellas en Murcia, una en Almoradí (Alicante) y una quinta en la localidad tarraconense de Torredembarra. Se trata de tres hombres y dos mujeres, de nacionalidad marroquí, con edades comprendidas entre los 29 y 45 años a las que se les atribuye la presunta autoría de los delitos contra los ciudadanos extranjeros y de pertenencia a organización criminal.

Al principal líder de la organización le constan, en el último mes, tres detenciones por la presunta autoría de delitos de la misma naturaleza penal.
Según se desprende de la investigación se trata de una organización criminal estructurada, que distribuía sus tareas delictivas en la salida de pateras desde las costas marroquíes, ocupadas por numerosos migrantes, la selección de las rutas marítimas a seguir y, finalmente, la logística necesaria para recibirlos en las costas españolas y conducirlos hasta ‘lugares seguros’.

Comparte este contenido: