La Policía Nacional establece dispositivos especiales en Benidorm para proteger a los turistas

La Policía Nacional ha desarrollado un dispositivo policial en el que han participado más de 30 agentes con la intención de prevenir el tráfico de sustancias estupefacientes, los hurtos cariñosos y los robos en las zonas de ocio de la ciudad de Benidorm que suceden en torno al sector del turismo.

LCV. Benidorm / 9 de junio de 2018

Desde la Comisaría de Benidorm se ha puesto en marcha una serie de operativos para luchar contra la delincuencia que se puede generar en torno a los lugares de ocio nocturno en la ciudad.

La intención de la Policía Nacional con la puesta en marcha de estos operativos es aumentar la seguridad de los ciudadanos mediante el patrullaje activo y presencial en los lugares con mayor afluencia de turistas y habitantes de la ciudad.

El sector turismo y la ciudadanía en general son las principales víctimas del tráfico de drogas y de los robos que pueden llegar a producirse. La modalidad delictiva conocida como "hurto cariñoso" es uno de los robos que se viene practicando y que se está intentado paliar con estos dispositivos especiales de prevención de la delincuencia.

Desde la Comisaría de Benidorm, en relación a lo dispuesto por la Dirección General de la Policía se está potenciando lo establecido en la Plan Turismo Seguro para luchar de una manera efectiva contra los delitos que habitualmente pueden convertir en víctima al turista. La delegación de participación ciudadana tanto en la Comisaría de Benidorm, como en el resto de dependencias policiales que conforman la Comisaría Provincial de Alicante imparte charlas y reparte trípticos informativos para alertar al sector turismo.

A finales de mayo los agentes de las Brigadas de Policía Judicial, Seguridad Ciudadana, Extranjería y Fronteras y Policía Científica coordinaron un operativo para luchar contra el tráfico de drogas y los robos que se viene produciendo en las zonas de ocio de Benidorm, todo incardinado en el plan operativo dirigido desde la comisaría para proteger al turista y a la ciudadanía en general.

Los agentes identificaron a más de 40 personas en la vía pública, trasladando a 17 de ellas a dependencias policiales para comprobar su vinculación con posibles actividades delictivas.

Finalmente, el operativo culminó con la detención de cuatro personas. Un detenido por tráfico de drogas, dos personas por estancia irregular en España y un último detenido que tenía en vigor una orden de detención judicial por un delito de lesiones. Al detenido por tráfico de drogas se le intervino una bolsa de plástico con éxtasis y siete dosis de cocaína.

Comparte este contenido: