La Guardia Civil incauta 15 kilos de metanfetamina 'cristal' en Dénia y detiene a dos holandeses

La Guardia Civil ha detenido en Denia a dos hombres holandeses, de 25 años de edad, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas, incautando más de 15 kilos de droga del tipo metanfetamina de crista que transportaban en su vehículo.

LCV. Dénia / 4 de julio de 2018

Los ahora detenidos, pretendían embarcar en el ferry con destino a Ibiza, para una vez en la isla vender la droga por la que habrían obtenido un beneficio de aproximadamente 400.000 euros.

La metanfetamina, droga calificada como la que plantea una mayor amenaza para la salud en el último Informe Mundial sobre Drogas, viajaba oculta en un compartimento creado especialmente para ello en el maletero del vehículo.

Únicamente era posible acceder al mismo accionando un mecanismo electrónico, activado por un interruptor que iba oculto en la parte de los pasajeros.

A pesar de ello, los agentes de la Guardia Civil detectaron pequeños detalles que les hicieron sospechar y, tras un examen más minucioso, desmontaron una de las placas de separación del suelo del maletero, hasta dar con el escondite.

Al retirar la placa, hallaron oculta la droga, envasada en bolsas de plástico al vacío, todavía en grandes piedras de cristal. Su corte y preparación en dosis, habría tenido lugar en la concurrida isla, al igual que su venta.

Este tipo de droga sintética tiene efectos estimulantes, aumentando la dopamina en el cerebro, que es un neurotransmisor encargado de activar sensaciones como la felicidad, el placer, e incluso el control de las funciones motoras.Se suele consumir inhalada por vía respiratoria, fumando sus vapores y a través de vía intravenosa, consiguiendo un nivel máximo de adicción.

El consumo de esta droga está creciendo en Europa, según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), especialmente en zonas de ocio y turísticas, debido a la sensación de euforia e hiperactividad que provocan, aunque está comprobado que daña el corazón y el cerebro, causando en ocasiones comportamientos psicóticos, agresividad y en muchos casos, la muerte por sobredosis.

Gracias a la actuación de los agentes de la Guardia Civil de Dénia, se ha conseguido evitar el consumo de estos 15 kilogramos de anfetamina que, dependiendo de su pureza aún por analizar, podría haberse convertido en más de un millón y medio de dosis para su consumo.

Los agentes investigan ahora la procedencia del cargamento, aunque se baraja la hipótesis de que la droga se “cocinara” fuera del territorio español, en algún país de la Unión Europea.

Los dos hombres, de nacionalidad holandesa y 25 años de edad, han pasado a disposición judicial esta mañana, en el Juzgado de Instrucción nº 3 de Dénia, y se ha decretado su ingreso en prisión sin fianza.

Comparte este contenido: