San Vicente concede en el primer semestre más licencias para viviendas que en todo 2017

Las grúas empiezan a moverse en San Vicente. A 1 de julio de este 2018 el Ayuntamiento ya ha concedido más licencias para viviendas que durante todo 2017. El repunte de la actividad urbanística tiene su origen en 2016, año en el que tanto las licencias de obra mayor como las de obra menor y las declaraciones responsables se incrementaron exponencialmente.

LCV. San Vicente / 9 de julio de 2018

El hecho de que solo en el primer semestre de 2018 se hayan concedido más licencias de viviendas que en todo 2017 ha sido muy bien recibido por la titular de las concejalías de Urbanismo, Infraestructuras y Servicios Urbanos, Mariló Jordá. A su juicio, estos datos muestran de nuevo “la capacidad de la ciudad para atraer inversiones después de la crisis, generar actividad económica y, por tanto, posibilitar y favorecer la generación de empleo”.

“San Vicente necesita vivienda y muestra de ello es la dificultad que está encontrando el Ayuntamiento para comprar viviendas de uso social; es por tanto una buena noticia un repunte de la construcción que, además, puede influir en una bajada de los precios del alquiler”, ha declarado Jordá, para quien otro dato también muy bien recibido en Urbanismo es el notable incremento de licencias de rehabilitación de viviendas entre medianerías, es decir las casas bajas en el casco urbano.

A 1 de julio de 2018 se han concedido licencia para ocho viviendas unifamiliares aisladas (chalés en el diseminado), cuatro viviendas entre medianerías y 18 viviendas colectivas, a lo que hay que sumar la reactivación de una licencia otorgada en 2006 para 21 viviendas unifamiliares y 18 viviendas en bloque abierto, en parcelas en calle la Huerta 13 y Avenida de la Libertad 78. Además, se ha reactivado la construcción frente a la Estación del TRAM de un grupo de viviendas con licencia otorgada en 2016.

En cuanto a las declaraciones responsables, fórmula a la que acuden cada vez más promotores y particulares, y obras menores, los permisos de Urbanismo tramitados hasta 1 de julio se elevan hasta los 281, lo que supone un crecimiento del 16,5% respecto a esa misma fecha de 2016. Las declaraciones responsables permiten que el ciudadano pueda comenzar las obras el mismo día que las presentan.
.

 

 

 

Comparte este contenido: