La Policía Nacional detiene a una mujer en Elche por al menos trece ofertas falsas de alquiler

La Policía Nacional detuvo el día 5 de septiembre a una mujer que se dedicaba a cometer presuntamente estafas ofreciendo a sus víctimas falsos alquileres de viviendas. Los agentes han esclarecido hasta el momento 13 delitos de este tipo.

 

LCV. Elche / 7 de septiembre de 2018

Las víctimas contactaban con la detenida a través de anuncios que ésta ponía en diferentes plataformas de Internet dedicadas al alquiler inmobiliario.

Utilizaba como tapadera su antiguo empleo en una inmobiliaria para poder engañar a sus víctimas, haciéndoles creer que el piso que iban a arrendar era una oferta que no podía llevarse a cabo a través de su agencia inmobiliaria.

Les enseñaba un piso donde ella había estado alquilada y del que conservaba todavía la llave de la vivienda y del portal.
Una investigación de dos meses que culminó con el arresto de la presunta estafadora

La investigación se inició en el mes de julio a raíz de una denuncia interpuesta en la comisaría de Elche. La víctima denunciaba haber sido estafada por la arrestada, pues hizo el pago en concepto de reserva por un piso de alquiler que nunca llegó a disfrutar.

La actividad de la estafadora estaba centrada en la localidad de Elche. Una vez consumada la estafa, cuando las víctimas realizaban el pago en concepto de reserva, la acusada ponía excusas de la tardanza en dar las llaves o no respondía al teléfono en ningún momento.

El perjuicio para las víctimas era doble, el económico por el dinero que desembolsaban y la “situación de desamparo total” en la que se encontraban cuando llegaban al lugar y descubrían la estafa.

Para cometer las estafas seguía varios pasos. Primeramente creaba los anuncios en conocidas páginas web de alquiler para después, contactar con los interesados a través de las plataformas web o por el móvil y concertar una cita, ver el piso y que le diesen una señal.

Los afectados descubrían el engaño una vez se personaban en la vivienda prometida, era entonces cuando intentaban contactar sin éxito con la arrendadora, ya que nunca respondía al teléfono. Sólo atendía cuando le llamaban desde otro número que no conociera. Al verse cercada, respondía dándoles continuas excusas para dilatarlo en el tiempo.

El número de víctimas que se ha podido acreditar asciende a un total de 13 personas, todas de la provincia de Alicante, siendo la cantidad defraudada cerca de los 6.000 euros.

No obstante y dado que se han localizado un gran número de afectados, alrededor de 13 víctimas, los encargados de la investigación no descartan que aparezcan nuevas víctimas, continuando por tanto con la investigación.

La detenida fue puesta a disposición del Juzgado de Instrucción en Funciones de Guardia de Elche, acusada de cometer presuntamente un delito de estafa, quedando en libertad con cargos a la espera de juicio.

Comparte este contenido: