El MARQ recibe la réplica del Mareógrafo Thomson que operó en el Puerto de Alicante hasta 1969

La pieza, cedida por el Instituto Geográfico Nacional (ING), es una copia exacta de la original que aún hoy continúa recabando datos, de manera testimonial, desde el Puerto de Alicante.

 

LCV. Alicante / 10 de enero de 2018

El diputado de Cultura, César Augusto Asencio, ha presidido esta mañana en el MARQ la presentación de una réplica del Mareógrafo Thomson que a partir de ahora ocupará un lugar preferente en una de las salas del museo.

Asencio ha destacado que gracias a esta iniciativa “podemos rememorar la historia y poner en valor un dispositivo que para Alicante ha sido fundamental como origen de la Cota 0 y, en consecuencia, como base para la elaboración del Mapa Topográfico Nacional”. Al acto han asistido también Marcelino Valdés, jefe del área de Geodesia del ING, José Miguel Saval, subdelegado de Gobierno, y Manuel Olcina, director técnico del MARQ.

Un mareógrafo es un dispositivo con un mecanismo de relojería que registra las variaciones del nivel del mar y establece un nivel medio en un determinado lugar y para un determinado período. En 1.926 se instaló en el Puerto de Alicante el modelo de Sir William Thomson, Lord Kelvin, ingeniero, matemático y físico británico que influyó profundamente en el pensamiento científico de su generación y desarrolló la escala Kelvin de temperaturas. La pieza, que estuvo operativa hasta 1969, fue construida por la casa londinense Negretti & Zambrana y en 1.949 la “Maquinista Valenciana” realizó tres réplicas, una de las cuales es la que luce desde hoy en el MARQ.

En 1870 se adoptó el nivel medio del mar en Alicante como plano de referencia para el establecimiento de la ‘Cota 0’ desde donde comenzar a medir y dar altitudes a la Red Geodésica y, consecuentemente, al Mapa Topográfico Nacional. La elección de Alicante como punto de referencia fundamental se basó en las características del mar Mediterráneo en la bahía alicantina, en sus inmejorables condiciones climáticas y meteorológicas y, por encima de todo, en la importante infraestructura del ferrocarril que, en 1858, puso en funcionamiento la línea Madrid-Alicante.   

Para el establecimiento de esa ’Cota 0’ un funcionario observó cuatro veces al día -a las 9:00, 12:00, 15:00 y 18:00 horas-, durante casi cuatro años, el nivel del mar sobre una regleta metálica ubicada en una escalera del Muelle de Levante del Puerto de Alicante. Con las observaciones realizadas colocó un disco de bronce con la inscripción "NP-1" -Nivel de Precisión número 1- en el primer peldaño de la entrada principal del Ayuntamiento de Alicante. Este disco, que refleja que el escalón está a 3,407 metros sobre el nivel cero del Puerto, ha sido utilizado como la referencia altimétrica nacional por la Red Geodésica para elaborar la cartografía de España.

Entre 1871 y 1872 se completó la línea de nivelación entre Alicante y Madrid a lo largo de la línea férrea que unía ambas poblaciones y desde entonces los itinerarios de altitud tomados desde el Puerto se extendieron a todos los rincones de la península.

En 1874 se interrumpieron las observaciones sobre la regla de mareas y se iniciaron las medidas sobre el primer mareógrafo, diseñado por Adie, que funcionó en España y que estuvo operativo hasta 1924. En 1926 se instaló en la estación mareográfica, construida sobre la escollera exterior del malecón de Levante, el Mareógrafo Thomson que aún hoy sigue recabando datos aunque de forma testimonial.

Comparte este contenido: