Dos jóvenes arrestados por la guardia Civil por tráfico de drogas en Sant Joan y Mutxamel

Los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Sant Joan tuvieron conocimiento de un punto de venta de droga en la vecina localidad de Busot. Tras ejecutar numerosas gestiones de averiguación, entraron y registraron del domicilio en cuestión desde el que se realizaba la venta de las sustancias estupefacientes, localizando en él casi 1,500 kilogramos de hachís.

LCV. Sant Joan/Mutxamel / 14 de mayo de 2019

El alijo estaba dividido en 109 bellotas y ocho tabletas, 8 paquetes de sustancia en polvo (usada para el corte de sustancias estupefacientes) con un peso total de 3,200 gramos (420 gramos cada paquete) y una bolsa con 1,310 kg de tetracaína, entre otros efectos diversos para el pesaje y manipulación de la droga.

Esta última sustancia, la tetracaína, se utiliza en medicina como anestésico local, ya que actúa bloqueando la transmisión de los impulsos nerviosos, disminuyendo así la sensación de dolor. Los narcotraficantes, por su parte, la utilizan para adulterar la droga en polvo, como por ejemplo, la cocaína.
Como resultado de la operación, se ha detenido a un español de 24 años, vecino de Busot, por un supuesto delito contra la salud pública, por tráfico de drogas. Ya ha pasado a disposición de la Autoridad Judicial, quien ha decretado su ingreso en prisión provisional, sin fianza, a la espera de juicio.

Como curiosidad, el detenido había convertido la vivienda de sus padres en un supermercado de la droga, en el que suministraba hachís, marihuana y cocaína, sustancia que adulteraba él mismo.

Actuación paralela en Mutxamel

Dos agentes del Puesto Principal de la Guardia Civil de San Juan, mientras se encontraban realizando servicio en materia de seguridad ciudadana en la localidad de Mutxamel, procedieron a identificar a una persona en las cercanías de la calle Tangel, zona en la que se tenía conocimiento de la existencia de un posible foco de venta de drogas al menudeo, debido a las crecientes quejas vecinales.

Entre sus pertenencias, los agentes actuantes encontraron 3 tabletas de hachís (con un peso de total de 253 gramos), 2,5 gramos de cocaína y 2 basculas digitales de precisión.

El joven, un español de 20 años, quedó detenido en ese momento, por un presunto delito contra la salud pública, por tráfico de drogas. Ya ha pasado a disposición judicial, quedando en libertad provisional con cargos.

 

Comparte este contenido: