El PSOE acusa a Barcala de intentar entorpecer el proyecto de la Oficina de Turismo del Puerto con fines electoralista

"Desde que llegó a la Alcaldía de Alicante, el señor Barcala ha mantenido un objetivo claro, utilizando su vocabulario: 'cargarse' la nueva Oficina de Turismo o bloquear el proyecto con un claro objetivo electoralista. Al portavoz socialista, Paco Sanguino, no le sorprende ahora que el alcalde manifieste que "sería del género tonto gastarse más dinero en mover que en hacer la Oficina de Turismo".

LCV. Alicante / 24 de enero de 2020

“Él conocía perfectamente lo que suponía el traslado, tanto desde que llegó a la Alcaldía como durante la campaña electoral. Sabía que no lo iba a hacer, pero lo ha vendido a la opinión pública con un único interés partidista”.

En abril de 2019, con la campaña electoral de fondo, el señor Barcala retomó su estrategia sosteniendo que la Oficina de Turismo “era un pegote”. Incluso llegó a abordar el cambio de ubicación con la Autoridad Portuaria. Manifestaciones como: “Es un pegote fuera de contexto, de lugar y de sitio, que no gusta a nadie; un despropósito”, revelan el grado de cinismo de este alcalde. Incluso, como siempre, buscó justificaciones tan peregrinas como que cuando llegó a la Alcaldía se encontró ya redactado y aprobado el proyecto. “Si fue así, ¿por qué intentó paralizar su construcción cuando sabía que era una decisión cerrada y que ya se había invertido el dinero de los alicantinos y alicantinas en su construcción?”, se pregunta el líder socialista.

No contento con todo el revuelo que montó una vez llegado a la Alcaldía, transcurridos siete meses desde las pasadas elecciones municipales, el día 22 de enero concretamente, ha introducido una nueva versión: "Sería del género tonto cambiar de ubicación la Tourist Info que se está levantando en el paseo del puerto, si su traslado cuesta más que su construcción”, indicó Barcala en la Cadena Ser. Después de insistir e insistir en el traslado, ahora da marcha atrás, pero no sin antes poner en evidencia a su socio de gobierno, Ciudadanos. Y es que Mari Carmen Sánchez dijo en diciembre de 2019 que lo más práctico era abrir la oficina, cuestionando su traslado. Tardó horas el señor Barcala en desautorizarla afirmando que su apuesta era quitarla del Puerto. “Se enfrentó con la vicealcaldesa y la desautorizó públicamente para luego volver a cambiar de opinión y decir sí, con la boca pequeña, a la Oficina de Turismo”, ha indicado Sanguino.

En este sentido, la portavoz adjunta Trini Amorós ha afirmado que al Grupo Socialista no le sorprende los continuos virajes de la Alcaldía, “pero los alicantinos y alicantinas no nos merecemos una gestión de un equipo de gobierno que es incapaz de saber lo que quiere para nuestra ciudad. Las continuas contradicciones y meteduras de pata dejan claramente a la vista la falta de modelo de ciudad del PP”, ha matizado la portavoz adjunta.

Trini Amorós hace hincapié en que “Barcala conocía al llegar a la Alcaldía el proyecto. Mareó la perdiz involucrando a los técnicos municipales -hablamos de junio de 2018, tras consumarse el 'belmontazo'- en su obsesión enfermiza y permanente de boicotear cualquier iniciativa del PSOE. No le importó que se pudieran perder subvenciones; solo quería que ninguna iniciativa o proyecto del tripartito cuajara antes de las elecciones de 2019. Incluso dijo que iba a negociar con la Agencia Valenciana de Turismo (AVT) su modificación, cuando sabía que no era posible. Llegó a decir también que el proyecto no era compatible con lo que establece el Plan Especial del Puerto. Una ocurrencia detrás de otra”.

Para terminar, Trini Amorós se pregunta: “¿Cuál es la opinión que vale, la de antes o la de ahora? ¿Tenemos Oficina de Turismo o se la llevará en brazos el señor Barcala? Eso sí, dilapidando el dinero del erario. Y es que la irresponsabilidad de este alcalde alcanza cotas inimaginables”.

 

Comparte este contenido:

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.