Algunos datos sobre la situación del empleo en la hostelería de Alicante

CONSUELO NAVARRO

Consuelo NavarroEl empleo en la provincia de Alicante durante el segundo trimestre de 2015 evolucionó como corresponde a un periodo álgido en la actividad turística. Como hemos venido viendo estos meses, se trata de un empleo coyuntural, estacional, temporal y marcado por una importante precariedad. Desde CC.OO consideramos que éste no va a ser el modelo de empleo que va a permitir la salida de la crisis; puede maquillar las cifras globales del mercado de trabajo, puede resultar en algunos casos un respiro, provisional e insuficiente, a la situación de pobreza creciente de las familias alicantinas, pero de ninguna manera es el empleo que corresponde a una actividad productiva sostenible, estable y a largo plazo.

No son los datos que cabría esperar en una situación de recuperación económica. Las políticas activas del gobierno siguen orientadas no a la creación de riqueza sino al reparto de la pobreza entre la clase trabajadora.

En relación a esto, destacamos la situación del empleo generado según datos del Observatorio de la Ocupación del SEPE en el sector de la hostelería en la ciudad de Alicante, donde observamos que habiéndose producido un aumento de la contratación, ésa es de manera aplastante de carácter temporal.

Si comparamos los datos del año 2013, 2014 y el acumulado del 2015 hasta el mes de julio observamos que la contratación temporal a jornada parcial es la que mayor proporción representa. Produciéndose una media de contratación mensual en este año 2015 de 1393 contratos al mes de carácter temporal y a jornada parcial, mientras que la indefinida supone unos 174 al mes, tb de carácter parcial. Adjuntamos la tabla.

Si a esto unimos que el convenio colectivo que regula el sector, ha incorporado tan solo un aumento de 40 euros de media desde el año 2012 al 2015, y que el salario medio según convenio no llega a los 1000 euros, podemos concluir que el empleo creado en este sector en una ciudad que quiere ser eminentemente de servicios y donde la hostelería tiene una gran implantación, este empleo es precario y además no considera la formación y cualificación profesional de la plantilla puesto que no la paga.

Resultando también que este sector es un área de busqueda de empleo para aquellas personas que sin otras posibilidades de encontrar empleo en los sectores donde se han formado pues encuentran una oportunidad laboral sujeta a códigos de “aguanta y calla”. Dede CC.OO también hemos denunciado la existencia de un alto nivel de economía sumergida que va desde el trabajar sin contrato, sin alta en seguridad social hasta contratos a jornada parcial pero trabajando muchas más horas de las reflejadas en contrato.

Este es el reflejo perfecto de los problemas de este sector: explotación laboral, precariedad extrema, abuso y fraude contractual, economía sumergida… La rentabilidad de este sector depende de la precariedad del empleo. Y para algunos esto es motivo de alegría y síntoma de la recuperación económica.

Desde CC.OO considerando la importancia de este sector en la configuración del tejido productivo de nuestra ciudad apelamos a las organizaciones empresariales que defiendan el trabajo decente también en hostelería. No compartimos el todo vale a cualquier precio, y seguimos apostando por combinar y conciliar el desarrollo digno de este sector y la convivencia saludable del conjunto de la ciudadanía en una ciudad como Alicante.

{jcomments on}

Comparte este contenido:

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.