La Agència Tributària duplica los puntos de atención en municipios para ayudar a hacer la declaración de la renta

La Agència Tributària Valenciana (ATV) duplicará este año los puntos de asistencia gratuita permanente para elaborar la declaración de renta y para su presentación telemática, al pasar de nueve a veinte los municipios de la Comunitat Valenciana que ofrecerán el servicio en colaboración con sus respectivos ayuntamientos.

LCV. Valencia / 10 de mayo de 2019

Ademuz, Albaida, Altea, Ayora, Benicarló, Chelva, Chiva, El Campello, El Pinós, L'Alcora, La Font de la Figuera, Montanejos, Morella, Santa Pola, Sant Mateu, Segorbe, Torrevieja, Vistabella del Maestrat, Xaló y Xixona dispondrán de una oficina de atención personalizada para prestar este servicio durante todo el periodo para formular la declaración.

El pleno del Consell ha aprobado el convenio que posibilitará esta cooperación, que tiene como objetivo facilitar a los ciudadanos el cumplimiento de sus obligaciones tributarias evitándoles desplazamientos.

Cabe recordar que hasta 2018 este servicio solo se prestaba en las delegaciones de la ATV situadas en las capitales de provincia (València, Alicante y Castelló de la Plana) y que ese año se habilitaron oficinas de atención en nueve municipios. Este año la asistencia se prestará en 20 municipios.

La medida, que supondrá para los ciudadanos un ahorro de tiempo y dinero, tiene como finalidad mejorar el nivel de prestación del servicio de asistencia al contribuyente que presta la ATV y que se enmarca en la campaña "Més prop de tu".

Entre 2004 y 2011 existió una iniciativa consistente en una unidad móvil itinerante que se desplazaba de un municipio a otro. Pero, desde 2018 se dispone de sedes estables al margen de las capitales de provincia de la Comunitat Valenciana.

Una colaboración fructífera

Tal como se recoge en el convenio de colaboración, la ATV aportará el personal especializado en materia tributaria que prestará los servicios de asistencia en turnos de mañana y tarde.

Asimismo, también proveerá los equipos informáticos y programas que se precisen en los espacios de atención, gestionará la cita previa a través de la web y dispondrá de un teléfono en el que poder consultar, en cualquier momento, dudas.

Por su parte, los ayuntamientos se encargarán de aportar los locales, que deberán ser accesibles para personas con diversidad funcional, así como disponer de sala de espera y de conexión a Internet, además del material de oficina necesario.

Comparte este contenido: