Los afectados por el temporal pueden pedir ya las ayudas para adquirir bienes domésticos de primera necesidad

Los afectados por el temporal de lluvias que se abatió sobre la Comunitat Valenciana entre el 11 y el 14 de septiembre pueden solicitar a la Generalitat, desde este lunes 23 de septiembre, el adelanto para adquirir bienes domésticos de primera necesidad. Tras presentar la instancia recibirán un adelanto de 1.500 euros por vivienda.

LCV. Valencia / 23 de septiembre de 2019

Esta ayuda se podrá ampliar hasta los 4.500 euros por beneficiario en función de los daños que se hayan sufrido a causa de las inundaciones. En total, el Consell ha habilitado una partida extraordinaria de 13,5 millones de euros para estos pagos de urgencia a las personas físicas a fin de que se recupere la normalidad en breve.

Según ha explicado la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, la Generalitat desplegará, a partir de este lunes, una dotación de técnicos administrativos que se ubicarán en los ayuntamientos afectados para informar y ayudar a los damnificados en los trámites necesarios para acceder a las subvenciones y, además, entrará en funcionamiento una oficina central de gestión en Orihuela.

En este sentido, habrá técnicos de la Generalitat en cada uno de los ocho municipios más afectados con los medios informáticos necesarios y formularios de solicitud impresos para que las personas afectadas sólo tengan que rellenarlos y firmarlos para iniciar la tramitación. El resto de ayuntamientos donde la incidencia del temporal fue menor, contarán con una oficina itinerante conforme su presencia sea necesaria a solicitud de las autoridades municipales. Todo ello se debe a que el objetivo es que los pagos se tramiten con la máxima celeridad para que puedan llegar a los afectados cuanto antes, ha explicado la consellera Gabriela Bravo. El plazo para solicitar las subvenciones es de quince días hábiles, es decir, hasta el próximo 14 de octubre.

Gabriela Bravo ha explicado que se trata de un procedimiento administrativo sencillo para el que la ciudadanía contará con el asesoramiento y ayuda de los técnicos de la Generalitat. En este sentido, Bravo ha recalcado que el Consell está ya aportando todos los recursos materiales y humanos a fin de que las ayudas se cobren de forma inmediata.

El decreto de ayudas a las personas físicas se publicó este viernes, 20 de septiembre, en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) tras el pleno del Consell que se celebró en Orihuela de forma extraordinaria para tal fin. El documento establece que los afectados deben disponer de un título jurídico -como una escritura de propiedad o un contrato de alquiler- para ocupar la vivienda que fue dañada por las inundaciones. Esta iniciativa, además, contempla que la ayuda pueda ascender hasta los 4.500 euros por inmueble según los estragos que se hayan sufrido.

Tras una gota fría de la magnitud e intensidad como la que hemos padecido -ha explicado Bravo- las personas afectadas deben sentir que la Generalitat está a su lado para ayudarles a reconstruir sus hogares lo antes posible y, por eso, este paquete de ayudas se ha convertido en una prioridad absoluta para el Consell.

Según la consellera, no hemos escatimado en medios ni vamos a escatimar en recursos para que los daños puedan ser reparados con la máxima urgencia pues estamos hablando de necesidades básicas de las personas. Además, los ayuntamientos afectados tienen a su disposición, desde ya mismo, toda la capacidad técnica y humana de la Generalitat para que la gestión de las tareas de reconstrucción sea inmediata y eficaz.

Las ayudas aprobadas el pasado viernes por el Pleno del Consell incluyen otro decreto destinado a subvenciones directas a los ayuntamientos afectados por un valor de 10 millones de euros a fin de que los consistorios puedan acometer los gastos extraordinarios provocados por el temporal. Las autoridades locales disponen también del mismo plazo de quince días hábiles para solicitar las ayudas.

Comparte este contenido: