Ximo Puig aboga por la descentralización del poder de Madrid y la abolición de la prostitución

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha abogado por un 'Desarrollo 5.0' para la Comunitat Valenciana, por descentralizar el poder que actualmente concentra Madrid para caminar hacia una arquitectura institucional basada en la cooperación territorial y por avanzar "con determinación" hacia la abolición de la prostitución.

 

LCV. Madrid /27 de enero de 2020

El president ha detallado estos retos durante su intervención en el desayuno informativo 'Fórum Europa', organizado por Nueva Economía Fórum, al que han asistido la presidenta del Senado, Pilar Llop, y los ministros de Justicia, Juan Carlos Campo; Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, y el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque.

En representación del Consell, han estado presentes la vicepresidenta, Mónica Oltra; el vicepresidente segundo, Rubén Martínez Dalmau, y los consellers de Hacienda, Vicent Soler; Justicia, Gabriela Bravo; Sanidad Universal, Ana Barceló; Economía, Rafa Climent, y Política Territorial, Arcadi España, y la consellera de Innovación, Carolina Pascual.

Desarrollo 5.0

El president -que ha sido presentado por la ingeniera experta en inteligencia artificial Nuria Oliver- ha avanzado que la Generalitat pondrá en marcha la estrategia marco 'Desarrollo 5.0' para consolidar un modelo de crecimiento "innovador, inclusivo y sostenible", a través del "impulso de nuevas actividades tecnológicas", "la modernización de nuestros sectores productivos" y "el aterrizaje en la nueva economía sin que nadie se quede atrás".

Cohesión territorial

Asimismo, ha indicado que es necesario apostar por la cohesión territorial de España acabando con "la macrocefalia política, económica y financiera" de Madrid, que resulta "ineficiente, injusta e insostenible". El "efecto capitalidad" se traduce, en palabras del president, en un "poder institucional que alberga todos los ministerios, todos los órganos representativos y todos los tribunales estatales" y, en el plano económico, en un "dumping fiscal antipatriótico y perjudicial para el resto de comunidades".

Por ello, se ha mostrado partidario de "descentralizar" ese poder y de "impulsar la arquitectura institucional de la cooperación territorial, empezando por la potenciación del Senado, la Conferencia de Presidentes y las conferencias sectoriales", ha defendido.

"Nuestra postura no va contra Madrid, sino a favor de la racionalidad, la cohesión y la armonía del conjunto de España", ha afirmado Puig, quien ha añadido que "la distribución del poder será buena para los distintos territorios y para el conjunto de una España que no termina en la M-30, la M-40 o la M-50, como no termina en una lengua, ni en una cultura ni en un único sentimiento identitario".

En este sentido, ha recordado que España es "una tierra extraordinariamente diversa en lo identitario, lingüístico, cultural o territorial" y ha reivindicado "el diálogo dentro de la ley" como el único camino para "perfeccionar nuestra unión".

El president ha vuelto además a reivindicar la necesidad de un nuevo sistema de financiación autonómica que permita paliar la situación "crítica" de la Comunitat Valenciana, la autonomía "peor financiada de España".

"Los valencianos y las valencianas no queremos privilegios, pero tampoco discriminaciones", ha asegurado Puig tras añadir que "es una cuestión de justicia, de igualdad, de respeto".

El president ha destacado, por otro lado, que los desafíos a los que se enfrenta la Comunitat Valenciana responden a tres principios de acción práctica: justicia social, desarrollo sostenible, y cohesión territorial.

Abolición de la prostitución

En cuanto a la justicia social, el president ha manifestado que esta no existe "sin igualdad y menos, con la desigualdad que, por motivo de género, discrimina a la mitad de la población. Hay que aislar el discurso inmoral del relativismo y materializar la igualdad real entre géneros".

A este respecto, Puig ha asegurado que el Consell "será todo lo contundente que permita la ley para conseguir una tierra libre de prostitución, una tierra que ponga fin a la explotación sexual de las mujeres".

"He encargado un informe a la Abogacía de la Generalitat para ver hasta dónde podemos avanzar en nuestro ámbito competencial. Pedimos al Gobierno de España que en esta nueva etapa asuma, con determinación, el objetivo de la abolición", ha afirmado.

El titular del Gobierno valenciano ha incidido en que el feminismo "ha sido y es la palanca ética para la dignidad humana". "Por eso, digamos 'basta ya' al terrorismo cotidiano de este país, que es el machista", ha agregado.

Transición ecológica

El president de la Generalitat ha señalado que el reto actual es propiciar una transición energética "justa que no deje a los más vulnerables como víctimas de la defensa del planeta" y "arropada por políticas públicas orientadas a minimizar el impacto negativo en el empleo y la economía de las zonas afectadas".

A este respecto, el titular del Consell ha anunciado que propondrá un Plan Integral de Reforestación de la Comunitat Valenciana, concertado con distintas administraciones y propietarios privados, que servirá también para paliar la despoblación y que pretende ser "el pulmón" del futuro de la Comunitat.

Para su financiación, "buscaremos apoyos de carácter fiscal derivados de aquellos que producen la contaminación del aire, así como fondos europeos", ha indicado el president, que ha exigido también una estrategia específica de la UE para el Mediterráneo, como "zona cero de los efectos del cambio climático".

Además, ha avanzado que el Consell va a encargar la redacción de un proyecto integral para la recuperación de l'Albufera de València, "joya verde europea", cuya preservación "interpela a todos".

Al principio de su intervención, el president ha querido recordar también a las trece personas que han perdido la vida, cinco de ellas en la Comunitat Valenciana, por la borrasca 'Gloria', y ha añadido: "Nos toca a las administraciones dar respuesta, atender los destrozos y gestionar con agilidad las ayudas a los municipios damnificados".

Lucha contra la pobreza infantil

El president ha manifestado, asimismo, que las políticas públicas han de centrarse en reducir las disfunciones del sistema económico. "Deben mejorar los salarios, como ha hecho el Gobierno con la subida del salario mínimo, y también tenemos que hacer más eficiente la política redistributiva", ha explicado.

Entre todas las desigualdades, Puig ha incidido en que una de las más dolorosas es la pobreza infantil. "Somos el tercer país europeo con mayor pobreza infantil: ese debe ser el 'pin parental' que nos preocupe. Ahí es donde debemos intervenir con eficacia", ha añadido.

Así, el jefe del Consell ha indicado que un objetivo irrenunciable es "acabar con la situación de los 260.000 niños y niñas que en la Comunitat Valenciana viven en riesgo de pobreza".

En este sentido, ha señalado que desde la Generalitat se impulsará "una estrategia transversal, desde todos los departamentos e instituciones, de prevención y lucha contra la pobreza infantil.

Movilidad y vivienda digna

Además, Puig ha mostrado su intención de impulsar de "un plan de cooperación público-privada" en el ámbito de las infraestructuras para la movilidad y la vivienda en la Comunitat Valenciana. Esta "ambiciosa" iniciativa movilizará los máximos recursos públicos y privados para reforzar "el derecho a una vivienda digna y a una movilidad eficiente que facilite la conciliación".

Por otro lado, Puig ha aprovechado su intervención para adelantar que en las próximas semanas se anunciará, junto con CaixaBank, el inicio de las obras del Caixa Fòrum de València, "un proyecto cultural emblemático que dará contenido a un edificio vacío como el Ágora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias".

Asismismo, ha explicado que Telefónica pondrá en marcha en la Marina de València su Centro de Investigación y Desarrollo en Ciberseguridad, orientado al internet de las cosas y al concepto de ciudades inteligentes. "Las ciudades van a cambiar, y la movilidad innovadora jugará un papel crucial en esa transformación", ha dicho.

El president ha reivindicado la gestión del Consell surgido del Pacte del Botànic, que ha demostrado estabilidad y ha consolidado avances sociales. "Decían que el nuevo Consell no duraría y anunciaban poco menos que el Apocalipsis, como ahora", ha subrayado Puig, que, como president de la Generalitat y tras la experiencia vivida, considera que el debate español necesita "menos ruido, menos furia y menos temores".

Puig se ha referido a los avances del Consell en universalización de la sanidad, eliminación de copagos farmacéuticos y sociales, gratuidad de los libros de texto, implantación progresiva de la educación de 0 a 3 años y puesta en marcha de planes de primera oportunidad laboral, que han contribuido a reducir el paro juvenil valenciano del 51 al 29 % en cuatro años y medio.

Asimismo, ha recordado que el sistema valenciano de dependencia "ha duplicado el número de personas atendidas en cuatro años" y que la Comunitat es la autonomía que más dependientes sumó al sistema en 2019. "Los valencianos esperan un mes menos (32 días) para ser operados que la media de España, estamos invirtiendo 1.000 millones de euros en infraestructuras educativas, y se han creado 7.866 plazas de profesorado", ha recordado también.

 

Comparte este contenido:

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.