La provincia de Alicante vuelve a ser la única de la Comunitat en la que sube el paro

El número de personas desempleadas registradas en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo en la provincia de Alicante al lfinalizar el mes de noviembre aumenta en 1.678 personas en relación al mes anterior. En valores relativos supone un 1,14% ysitúa la cifra total de personas paradas en 148.954.

LCV. Alicante / 3 de noviembre de 2019

El paro aumenta en el sector de Servicio, con 2.501 personas más(2,56%)y en la Agricultura, con 119 (2,29%); mientras que disminuye en el sector de la Industria con respecto al mes anterior en 593 personas un (-2,67%), en Construcción en -323 (-2,52%) y en el Colectivo sin empleo anterior en -26 (0,28%).

El paro aumenta en las mujeres con respecto al mes anterior, con una subida de 945 paradas un 1,08%, siendo el paro femenino el que representa el 56,31% del total del desempleo en la provincia y situándose en este mes en 87.775 paradas; en los hombres aumenta el desempleo en 733 un 1,21% con respecto al mes anterior y se sitúan en 61.179 el número de parados.

La contratación disminuye con respecto al mes anterior, en 17.501 contratos menos. En el mes de noviembre se han realizado 51.630 contratos, lo que representa un -25,32% en comparación con el mes anterior. La contratación Indefinida supone un 10,76% (5.557) mientras que la contratación temporal es del 89,23% ( 46.073).

En relación a las prestaciones por desempleo, el número de personas beneficiarias se sitúan en 78.637 de ellas, sólo 34.699, es decir un 44,13% cobraban el paro, el mayor número de personas beneficiarias de una prestación lo hacía de un subsidio que representaba el 46,64 % para un total de 36.673 personas y 7.264 se acogían al RAI y al Programa de Activación para el Empleo 1.

En la provincia se encuentran un total de 68.639 personas, es decir un 46,60%, inscritas en el Servicio Público de Empleo, que no cobraban ningún tipo de prestación por desempleo. Respecto a la afiliación media a la Seguridad Social, Alicante es laúnica provincia de la Comunidad Valenciana que destruye afiliación.

Por segundo mes consecutivo, Alicante es la única provincia de la Comunidad Valenciana donde aumenta el desempleo representando el 41,31%. La provincia de Alicante es la única de la Comunidad Valenciana endonde aumenta el desempleo y este aumento se refleja mayoritariamente en el sector de servicios destacando además que la contratación en este mes desciende en 17.501 contratos.

Desde UGT, denuncian que la precariedad sigue instalada "en nuestro mercado laboral provincial. El aumento del desempleo la provincia es un mal dato al que se suma la poca estimulación de la contratación ya que aún coincidiendo con el inicio de la campaña navideña, lejos de incentivar la contratación se destruye contrataciones, -17.000 realizadas con respecto al mesanterior. Todo ello, pone de manifiesto que noviembre ha sido unmal mes para el empleo".

La caída de la afiliación a la Seguridad Social solo en la provincia de Alicante dentro de la Comunidad es otro dato negativo a considerar para este mes de noviembre, que marca el ritmo de destrucción de empleo centrado en la sección de actividad de la hostelería. "Los datos del desempleo en la provincia desde una perspectiva de género nos vuelven a manifestar que sigue teniendo rostro de mujer ya que el 56,31% del paro en la provincia lo representan las trabajadoras.Desde UGT instamos al nuevo gobierno que se conforme a quenegocie con los interlocutores sociales medidas que pongan el frenoal deterioro del mercado de trabajo y apostar por un cambio en laspolíticas, con un triple objetivo: impulsar un crecimiento más equilibrado, sostenible e inclusivo; generar más y mejor empleo, de calidad y con derechos; y elevar el bienestar y la calidad de vida detodas las personas, con especial atención a la consecución de la igualdad y la eliminación de las bolsas de pobreza".

Cuarto mes consecutivo

Cuarto mes consecutivo de aumento del paro registrado en Alicante, como es habitual en esta época del año, señala CCOO. "Se repiten compulsivamente los aumentos y descensos del empleo como corresponde a un mercado productivo estacional que depende de forma estructural del sector servicios. Ni el mal empleo logra romper las dinámicas consolidadas de precariedad y estacionalidad en esta provincia. Las políticas públicas puestas en marcha no están siendo capaces de dar al mercado productivo lo que necesita: desestacionalizarlo y basarlo en empleo de calidad. Se registra un aumento de 1.678 inscripciones en las listas del LABORA, dejando el cómputo interanual en -3.454 pero manteniendo, respecto a 2007 un aumento del paro de 56.463 personas".

El sindicato añaade que "para valorar la desaceleración de la recuperación del empleo hay que señalar que en el periodo enero-noviembre de este año el paro ha descendido en 1.762 personas, mientras que el año pasado, en el mismo periodo, la reducción del registro del desempleo alcanzó las 5.976 personas inscritas. Más allá de la lógica que hay detrás de que la recuperación de la estadística se ralentice año tras año después de una caída tan importante como la producida con la crisis, lo que parece claro es que la situación está cambiando y requiere un nuevo marco legal, en la actualidad, la reforma laboral sólo sirve para que el empleo que se genere sea extremadamente precario, de corta duración y con fuerte presencia de economía sumergida, al mismo tiempo que se continúa favoreciendo procesos de despido sin derechos o con los derechos muy disminuidos. La evolución de la afiliación a la seguridad social muestra que es necesario eliminar la reforma laboral de 2012 y la legislación restrictiva de derechos ya que, de lo contrario, lo que se está favoreciendo es la recuperación de la productividad a costa de los derechos de trabajadoras y trabajadores".

 

 

Comparte este contenido:

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.