Los sindicatos consideran que se consolida la precariedad laboral en la provincia

Los sindicatos mayoritarios UGT y CCOO consideran que, tras las cifras del paro en diciembre, se consolida la precariedad laboral en la provincia y se siguen perdiendo afiliaciones en la Seguridad. Igualmente aseguran que la bajada del desempleo es habitual en diciembre por las contrataciones temporales, pero indican que el descenso ha sido menor este año.

LCV. Alicante / 3 de enero de 2020

Para UGT, pese a que el paro registrado en el mes de diciembre descendió en la provincia de Alicante en un total de 881 personas, "lo que podría convertirse en una noticia positiva porque existe un descenso cuantitativo en el último del año de más de 800 personas demandantes de empleo, viene determinada cada vez por un afianzamiento de la temporalidad y con la pérdida de afiliaciones a la seguridad social al cierre del año 2019".

"Este descenso del paro, se produce prácticamente en el sector de servicios, mientras que aumenta el número de personas paradas de los sectores de la industria y la construcción. El pasado año 2019 muestra un mercado de trabajo dañado, que aún no se recupera de los efectos de las reformas laborales", añade la central sindical.

En opinión del sindicato, "a pesar del descenso de las cifras del paro registrado, no podemos dejar de constatar que el mercado laboral en la provincia se sigue viendo deteriorado y empobrecido, como consecuencia de la reformas laborales que cimienta la existencia de la brecha entre los contratos indefinidos y los temporales, reflejándose en que 9 de cada 10 contratos sigue siendo temporales. Esto refleja el uso indiscriminado que se realiza por parte de las empresas en la contratación."

Asimismo, UGT señala que "la brecha entre sexos continúa abierta, con una diferencia de más de 24.953 mujeres más desempleadas que hombres en nuestra provincia, por eso la expulsión de las mujeres fuera del mercado laboral no contribuye a que podamos hablar de igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres y tampoco contribuye a que se pueda erradicar todas las brechas existentes en el empleo, en la ocupación, en las pensiones, en las prestaciones, etc."

Por su parte CCOO indica que "el paro en diciembre se reduce, como es normal en este mes, por la actividad estacional de la campaña navideña que aumenta el consumo, lo que se refleja en una disminución del paro registrado. Sin embargo, hay que señalar que es la cifra más baja de reducción del paro en un mes de diciembre desde 2011. En cómputo anual, también es la reducción del paro más baja desde la reforma laboral."

"Así, desde el año 2007, último antes del estallido de la crisis, se arrastra un aumento del paro de 52.534 personas en esta provincia. La reforma laboral favorece un despido barato y, sobre todo, la generalización de los descuelgues que han provocado una precarización generalizada del empleo. Este mal empleo es el que ha ido maquillando la estadística del paro; sin embargo, esta burbuja de la precariedad impulsada por la reforma laboral está tocando fondo, es urgente una revisión en profundidad del mercado de trabajo empezando por derogar la reforma laboral", agrega el sindicado.

CCOO también incide en el desigual comportamiento de los sectores y en el desequilibrio por sexos al señalar que "este diciembre, el paro se ha reducido, sobre todo, por la evolución del sector servicios (-1.502). Hay que señalar el aumento del paro en construcción (+572) e industria (+384), respecto al año pasado, se reduce el paro menos en los sectores en los que se reduce (servicios, agricultura y sin empleo anterior) y crece más, bastante más, en los sectores en los que crece el paro (construcción e industria). Esta evolución por sectores se refleja en la evolución por sexos, en la que los hombres aumentan su desempleo al ser sectores masculinizados en los que crece el paro. Aún así, las mujeres siguen suponiendo el 58’4% del total del paro registrado."

También considera que "la reducción del paro a base de precariedad, la ralentización de la recuperación del empleo, el mantenimiento de los problemas clásicos del mercado de trabajo alicantino no permiten demasiada euforia a la hora de valorar la evolución del paro. Que se reduzca es una buena noticia, pero esa valoración es muy superficial. De ahí que entrecomille la palabra “buen” en el titular. Se reduce el paro y es bueno, que se haga de la forma que se hace es seguir sin enfrentarse a los problemas del empleo y, sobre todo, del mercado productivo. Es fundamental recuperar el consumo interno como instrumento de creación de actividad productiva, y para ello es necesario romper la reforma laboral y aumentar salarios, calidad del empleo, insistir en la igualdad, fortalecer la protección al desempleo,… El desempleo debe reducirse por el aumento de la actividad productiva, no por la reducción de derechos laborales, debe reducirse mediante empleo de calidad, no de precariedad. De ahí la importancia de acabar con la reforma laboral."

Comparte este contenido:

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.