CCOO PV afirma que el 90% de los contratos realizados en 2019 son temporales

Ana García AlcoleaCCOO ha analizado la situación del empleo en el País Valenciano durante el año pasado, destacando que, de los 2.094.896 contratos realizados, 1.877.772 son temporales, más de la mitad con una duración igual o inferior a un mes. Datos que nos muestran un mercado laboral cíclico, marcado por la estacionalidad, y que continúa precarizándose.

LCV. Valencia / 15 de enero de 2020

La reducción del paro se produce de una manera más acentuada los meses de julio y octubre, previos a las campañas de verano y de Navidad, mayoritariamente entre los hombres (el 56%) y fundamentalmente en servicios. De hecho, el 71% de los contratos realizados durante 2019 han sido en este sector. La modalidad estrella de contratación es por circunstancias de la producción, seguida de obra y servicio. "Es importante que podamos ir rompiendo estos ciclos para generar estabilidad en la economía y en el mundo laboral, y acabar con el empobrecimiento generalizado de aquellas personas que trabajan", asegura la secretaria de Empleo y Formación de CCOO PV, Ana García Alcolea.

En la contratación temporal analizada hasta los contratos de mayor o igual duración a seis meses, la media se sitúa en un mes o menos (el 51%). Si revisamos los últimos datos publicados por el SEPE, en relación a la evolución interanual de los contratos registrados de 2018 y comparado con 2007, podemos observar que la duración de siete o menos días ha pasado casi a duplicar el número de contratos, así como el de entre siete días y un mes.

"El excesivo número de contratos que se firman lleva aparejado un fraude en la contratación, tanto en la modalidad utilizada como en la jornada aplicada o, en ocasiones, hasta en la ausencia de contratación. El Plan Director llevado a cabo por la Inspección de Trabajo ha transformado, hasta el 31 de octubre, tan solo 15.574 contratos temporales en indefinidos, el 1,06% del total. Y en la campaña específica de la Inspección sobre economía sumergida se han detectado 7.279 infracciones, con un importe liquidado de 1.967.851 euros", añade.

"Si bien es cierto que gran parte de esas transformaciones (6.222) se han producido como consecuencia del envío masivo de cartas por parte de la ITSS en las que la empresa ha procedido voluntariamente; no lo es menos que se sigue acudiendo a estas modalidades contractuales como puerta de entrada a la relación laboral, fijándose únicamente en la duración temporal y no atendiendo a la causalización de la contratación. Para desincentivar estas modalidades contractuales, se deberían incrementar las cotizaciones sociales", indica García Alcolea.

Para CCOO PV es necesario que se dé un impulso a la formación y a la cualificación del conjunto de trabajadores y trabajadoras, ya que del análisis se extrae que el 80% de las personas en paro registrado alcanzan como máximo estudios generales de secundaria (actualmente la ESO). También hay que ampliar la protección social que supla las carencias de no tener un trabajo. La tasa de cobertura se ha situado durante el año 2019 en torno al 54%, por lo que la mitad de las personas desempleadas no reciben prestación alguna, sea de carácter contributivo o no.

En opinión de CCOO PV el mercado laboral ha seguido transformando empleo de calidad en precario. Por tanto, exigimos a la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo un desarrollo eficaz y eficiente de las Políticas Activas de Empleo, con especial incidencia en programas para las mujeres, jóvenes, personas en paro de larga duración y todas aquellas con especiales dificultades de inserción. También que el Consell active las ofertas públicas de empleo en la Administración Pública.

El sindicato señala que es necesario avanzar en la recuperación del poder adquisitivo de la clase trabajadora, impulsando la negociación colectiva, clave para la recuperación de derechos. Así como una mayor inversión en sectores productivos que generen empleo de calidad (industria, energías renovables, eficiencia energética de las viviendas, dependencia, sanidad, educación, etc.). "El desarrollo de la estrategia valenciana de la industria y la de innovación deberían contribuir al cambio de modelo productivo capaz de generar empleo estable y de calidad," concluye Ana García Alcolea.

Comparte este contenido:

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.