Desciende en Elche el número de palmeras afectadas por el picudo rojo

La Mesmesa.jpega Técnica que efectúa el seguimiento del estado del palmeral, que se ha reunido en la Sala del Consell del Ayuntamiento de Elche, ha constatado un descenso de ejemplares perjudicados por picudo rojo y un ligero ascenso de aquellos afectados por la paysansidia.

LCV. Elche / 23 de enero de 2020

El teniente de alcalde del área, Héctor Díez, ha podido evaluar, junto a los técnicos municipales, a los del Servicio de Sanidad Vegetal de la Generalitat Valenciana, a los responsables de Tragsa y de Palmáceas —ésta última concesionaria municipal para la revisión de ejemplares— la presencia de picudo rojo y paysandisia en las palmeras datileras (Phoenix dactylifera) de gestión consistorial, mediante el informe generado del análisis realizado entre junio y diciembre de 2019.

El citado documento refleja la tendencia la baja en cuanto a localizaciones de palmeras con alguna clase de sintomatología por plagas. En concreto, de las 126.100 palmeras propiedad del Ayuntamiento, 119 resultaron afectadas por picudo rojo (Rhynchophorusferrugineus), y, 309, por paysandisia (Paysandisiaarchon), de las cuales, un 63% y 37%, respectivamente, se talaron. El resto, respondió al tratamiento fitosanitario, bien por pulverización o por endoterapia.

De tales detecciones, solamente un 28% se descubrieron en huertos Patrimonio de la Humanidad. Y, el 90% de los ejemplares, fueron de entre cero y cuatro metros de altura. De hecho, el 76% de los ataques de plagas se cebaron con los hijuelos de las palmeras. Díez ha valorado positivamente los datos del informe, pero llama a “estar pendiente”, citando nuevamente para dentro de unos meses a la Mesa Técnica, que persistirá en su objetivo de combatir las plagas que puedan resultar una amenaza para el palmeral.

La Mesa Técnica ha acordado instar al Ministerio de Medio Ambiente que continúe apoyando la lucha contra ambos insectos. Por ello, Ayuntamiento y Generalitat propondrán al organismo estatal que siga financiado la mitad del coste de los tratamientos antipicudo —la otra mitad lo abona el Gobierno Valenciano— y que mantenga con la categoría de “plaga prioritaria” a la del picudo, al perjudicar a un patrimonio de la Unesco. 

En cuanto a la paysandisia, se ha consensuado que el Servicio de Sanidad Vegetal traslade al Ministerio que la Phoenix dactyliferavuelva a ser considerada en la jerarquía oficial de especies como “ornamental leñosa” y no “palmácea tropical y frutal”, para así poder aplicar soluciones más efectivas.

Comparte este contenido:

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.