La Guardia Civil interviene trofeos de caza de especies protegidas vendidos por internet

La Guardia Civil de Alicante, a través de los agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza (SEPRONA) ha incautado un espécimen de Caracal naturalizado y varias piezas de marfil, procedentes de ventas por internet.

LCV. Elche/Torrevieja / de febrero de 2020

Los vendedores, un total de cinco personas residentes en Torrevieja y Elche, se enfrentan a multas por infracciones a la Ley de Contrabando, o como en el caso del Caracal, a un delito relativo a la protección de la flora y la fauna.

Entre los múltiples cometidos que tiene encomendado el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), se incluye la investigación de cualquier comercio ilegal de especies protegidas, actualmente una de las principales causas de desaparición de la fauna silvestre.
El Equipo del SEPRONA de Alicante, en base a estas premisas, decidió realizar varias indagaciones sobre la venta de unos trofeos de caza africanos (un Caracal, un Springbuck y un Steenbok) ofrecidos por un hombre de Torrevieja, a través de un portal de internet.

De estos animales, tenía especial interés el citado Caracal Caracal, una especie de felino africano que figura como especimen protegido incluido en el Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).
Al serle requerida la documentación preceptiva para su adquisición y venta, este español de 53 años no pudo demostrar que estaba autorizado para ello y se procedió a la aprehensión de la pieza.

Los agentes instruyeron diligencias por un presunto delito contra la flora y la fauna, por tratar de comercializar con una especie protegida y levantaron acta por una infracción administrativa a la Ley de Contrabando, remitida al Administrador Principal de Aduanas de Alicante.
Esta pieza será examinada por el Servicio Oficial de Inspección, Vigilancia y Regulación del Comercio Exterior (SOIVRE), encargado de certificar, por medio de especialistas, la especie de animal exacta a la que pertenece.

Los otros dos especímenes, el Springbuck y el Steenbok, una gacela y un pequeño antílope respectivamente, no fueron intervenidos por no estar incluidos en el Convenio de protección CITES.

Marfil en Elche y Torrevieja

Por otra parte, agentes de la Guardia Civil pertenecientes al SEPRONA de Elche, realizaron otra investigación paralela relacionada con la venta por internet de piezas que, en su totalidad o en parte, contuvieran marfil.

El marfil también está incluido como parte de un animal protegido en el convenio CITES y por lo tanto, la tenencia, venta, adquisición, distribución o comercio de estas piezas han de estar reguladas y controladas.

En este caso, los agentes localizaron e identificaron a 4 vendedores (3 en Elche y 1 en Torrevieja) que no aportaron la documentación necesaria que acreditara la tenencia lícita de estas piezas.

A todos ellos se les levantó acta por una infracción a la normativa aplicable en materia de contrabando, por comercializar con partes de especímenes protegidos por convenios internacionales.

Comparte este contenido:

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.