El Gobierno y los agentes sociales firman el acuerdo que eleva el Salario Mínimo Interprofesional a 950 euros

Los principales representantes del Gobierno y de los agentes sociales implicados en el proceso de negociación han escenificado en La Moncloa el acuerdo para elevar este año el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) un 5,5%.

 

LCV. Madrid / 30 de enero de 2020

A la firma, presidida por el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, han asistido los vicepresidentes Nadia Calviño y Pablo Iglesias y la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, así como los presidentes de las organizaciones empresariales CEOE y CEPYME, Antonio Garamendi y Gerardo Cuerva, y los secretarios generales de UGT y CCOO, José Álvarez y Unai Sordo, respectivamente. El documento suscrito fija el SMI en 950 euros mensuales, una subida de cincuenta euros respecto a la cantidad del año 2018.

Estas nuevas cuantías representan un incremento del 5,56% con respecto a las previstas para 2019. Han sido fijadas considerando los factores económicos identificados en el artículo 27.1 del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, y surtirán efectos durante el período comprendido entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2020.

Para el Gobierno, esta medida es un primer paso para alcanzar el objetivo de que el SIM se sitúe al final de la legislatura en el 60% del salario medio español, tal y como recomienda la Carta Social Europea. Ha sido fruto del diálogo social y toma como base la concesión solidaria de los agentes sociales, a los que el Ejecutivo ha agradecido la voluntad de acuerdo.

Trabajo decente y salarios dignos

Tras el acto de la firma, la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha elogiado la voluntad de consenso de las partes implicadas y ha calificado el incremento del SMI como el primer gran acuerdo del nuevo Ejecutivo, así como la respuesta a un mandato de la mayoría social del país.

Díaz ha subrayado la importancia que cincuenta euros suponen en la nómina de los hogares de las familias trabajadoras, aunque no representen una gran cifra en términos macroeconómicos. La medida -ha añadido- refleja el compromiso del Gobierno con un modelo asentado en el trabajo decente y con salarios dignos que aleje la precariedad y, al igual que la reciente revalorización de las pensiones, demuestra la unidad del Ejecutivo en favor de la justicia social, el diálogo y la acción.

Además, el Gobierno considera que el acuerdo alcanzado y el impulso al alza de los salarios benefician al conjunto de las personas trabajadoras y las empresas y representan un motor para la economía y el desarrollo de España.

Comparte este contenido:

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.