Democracia o psoecracia

ANA L.BASCHWITZ 

Si el diccionario de la Real Academia Española, en su primera acepción, define Democraciacomo: 'Forma de gobierno en la que el poder político es ejercido por los ciudadanos' y, en la segunda, 'País cuya forma de gobierno es una democracia', ahora ha llegado el momento de formalizar un “Tratado de Unidad Nacional” (*).

Pedro y Pablo: ¿Yabadabadú?

JESÚS ALONSO  

La estridente presidenta del PP en la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig, se jactaba de que el bloque de las derechas había superado en votos a sus oponentes de izquierdas a la mañana siguiente de que las urnas devolvieran a los políticos el galimatías corregido y aumentado. Pero mientras hacía su valoración hinchando la vena yugular debió de percatarse de que en dicho conglomerado se encuentra Vox, razón por la cual introdujo apresuradamente la, digamos, subvaloración ‘aunque no me gusta’ en un intento vergonzante de marcar distancias con la ultraderecha que se antoja baldío si nos atenemos al irrefutable hecho de que ambas formaciones, junto a la extinta Ciudadanos, gobiernan ya en varias comunidades, y que los populares se están tragando, en pequeños trozos, cuantos sapos les impone Santiago Abascal.

Chile: “¡No son 30 pesos, son 30 años!”

MIGUEL SORANS

Miguel SoransEsta es una de las tantas consignas que se cantan en las calles de Santiago. Treinta pesos chilenos fue el aumento del metro (subte) que desató la protesta el viernes 18/!10. Voceros del gobierno y la derecha dijeron: “solo son 30 pesos”. Menos de 10 centavos de dólar. Pero fue la gota que rebalsó el vaso, luego de décadas de alta desigualdad social, de un modelo capitalista que viene de la dictadura de Pinochet. Por eso han estallado la juventud y el pueblo trabajador. Millones llevan más de 12 días en las calles exigiendo que se vaya Piñera y reclamando un cambio de fondo del país.

Pues ya está, pues eso

JESÚS ALONSO  

Francisco Camps, el más impresentable de cuantos políticos han presidido la Comunidad Valenciana, excepción hecha, claro, de Eduardo Zaplana, fue declarado no culpable del delito de cohecho impropio que se le atribuía por aceptar unos trajes de la trama Gürtel cuando esta organización de delincuentes actualmente a buen recaudo apenas asomaba a los medios de comunicación. El entonces jefe del Consell elevó los ojos al cielo raso de la sala en un agradecimiento mudo al Sumo Hacedor nada más escuchar el veredicto del jurado popular que le eximía por un estrecho margen de votos de cualquier tipo de responsabilidad pese a las grabaciones, obscenas desde el punto de vista ético y estético, en las que quedaba palmariamente clara una estrecha amistad con Álvaro Pérez El bigotes, delegado territorial de Francisco Correa, que había negado con la contumacia de un enajenado. Con todo y con ello, la Fiscalía del TSJ no recurrió el fallo por órdenes de la Fiscalía General del Estado, que casualmente estaba supeditada al gobierno del PP que acababa de salir de las urnas. Pues ya está.

¿Cuándo son las próximas?

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoSi nos atenemos a lo visto y escuchado en el debate electoral que escenificaron los candidatos de los cinco principales partidos a la Presidencia del Gobierno en las elecciones generales del 10-N solo resta esperar a conocer la fecha de celebración de los próximos comicios. Porque el que se anunciaba como el acto clave para convencer a los indecisos solo despejó una incógnita: la abstención o el voto albino parece ser la opción ciudadana más coherente, al menos como correctivo, frente a una clase política que vuelve a mostrarse incapacitada para desbloquear una situación que nos aboca al bucle permanente. Dispongámonos pues el lunes, salvo sorpresa mayúscula que incline la balanza de forma masiva en favor de uno u otro partido, que solo pueden ser el PSOE o el PP, a asistir a un nuevo déjà vu.

Somos un territorio marcado por los principios de la unidad, diversidad y respeto

JESÚS VILAR

Jesús VilarSi el rey Jaume I viese en que se ha convertido el ‘Reino de Valencia’ estaría orgulloso de ver como entre todos y todas hemos construido un lugar justo, igual y noble. En el 9 d’Octubre mostramos nuestra naturaleza y alzamos la voz para decir orgullosos que vivimos en un lugar con un clima y una gastronomía envidiable, ricos en cultura y con una lengua propia.

De iglesias y monasterios

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoEs curioso que una de las más insignes dirigentes de la extrema derecha se apellide Monasterio y que al que ostenta la máxima dirección en sus antípodas ideológicas le figure en el carnet de identidad el de Iglesias. ¿Quiere ello decir que los extremos se tocan? Pues vaya usted a saber. De momento lo que sí parece claro es que nominalmente están más cerca de lo que se piensan. Al menos clericalmente hablando, Rocío y Pablo se encuentran en el mismo plano arquitectónico, si bien la primera ostenta el empaque monástico que corresponde a su rango y condición social mientras que el segundo se queda en parroquia de pueblo o en ermita de montaña, como está mandado para un descamisado aunque sea de mentirijillas.

Exhumando a los friquis

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoCuentan las crónicas que Merry Martínez-Bordiú, la nieta ye-ye de Franco, que era la forma con la que por estos pagos se denominaba a los adolescentes contestatarios –dentro de un orden– en los tiempos en los que el abuelo todavía firmaba con pulso firme sentencias de muerte, se encaró a la ministra de Justicia Dolores delgado para reprocharle la exhumación del dictador en el Valle de los Caídos. «¡Que la maldición de desenterrar a un muerto caiga sobre vosotros!», le espetó mientras el funerario Humberto Sepúlveda hacía malabarismos para extraer el féretro de la tumba sin que se le desparramara el contenido. A renglón seguido vendría el rifirrafe con la Policía por un quítame allá el móvil con el que pienso inmortalizar la exclusiva en Hola previó pago de la suma correspondiente. Estaban, lamentaron los descendientes, viviendo una situación propia de una dictadura. Y se quedaron tan anchos.

¿Está Pedro? Que se ponga

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoDentro de la antología del disparate de la que nos estamos empapando a propósito de Cataluña desde hace ¿días?, ¿semanas?, ¿meses?, ¿años?, ¿lustros?, habrá que incluir el penúltimo paripé de Quim Torra en formato de videodenuncia. Desde luego, no entrará a formar parte documental de la historia de los disturbios más graves vividos por aquella comunidad autónoma en lo que va de siglo ni de sus factores desencadenantes, pero sí se ha hecho un merecido hueco en la intrahistoria de la estupidez que viene exhibiendo con indudable acierto un personaje convertido en caricatura por mérito propio e influencia ajena.

No es país para cuerdos

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoSi incluso para un país como este ya era marciana la polémica desatada a propósito de la exhumación de Franco, con un cura trabucaire aferrado a la lápida bajo la cual reposa lo que quede del dictador, un juez bloqueando los trabajos de albañilería basándose en que la operación requería una licencia de obra mayor, un puñado de irreductibles reprochando al Gobierno la conculcación del derecho de la familia a enterrar al abuelo donde le viniera en gana y el Tribunal Supremo entrando a saco en el asunto mediante sentencia para poner las cosas en su sitio, las exigencias de los descendientes, que ya han recurrido la resolución ante el Constitucional y reclamado al Consejo de Ministros que no se toque ni una tibia del finado hasta que los magistrados del tribunal de garantías entren en el fondo de la cuestión, son, sencillamente, un atentado contra la salud mental del contribuyente.

Cosas veredes

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoDurante el día aquello parece un parque de bolas: chavales saltando a la comba, jóvenes jugando con balones de plástico que utilizan como pelotas de tenis en una cancha en la que la mediana de la autovía bloqueada por los marchadores hace las veces de red, o que sobrevuelan de aquí para allá las cabezas de los concentrados en la calle. Algunos de ellos van a chocar intencionadamente contra el cuerpo de los periodistas que cubren la información, pero como son blanditos, de esos que venden los chinos a un euro o menos, no pasa nada. Jijí, jajá y que siga la performance. Un señor de frente despejadísima capilarmente hablando y de edad casi provecta según acredita el cabello blanco que peina en melena (lo puso Ibáñez en boca de Mortadelo: los calvos con melena son muy feos y dan pena) y su indumentaria ochentera se une a los que manejan la soga y salta más veces que sus imberbes compañeros, lo que provoca una sonora ovación de los circundantes.

Expertos en dietética

JESÚS ALONSO  

La mejor dieta para un político es tragarse sus palabras. La frase es de Winston Churchill, pero la pronunció Mariano Rajoy, previa atribución de autoría, durante uno de esos grotescos encuentros entre expresidentes del Gobierno que organizan bancos, aseguradoras y otras empresas y entidades económicas y sociales para lucimiento de los intervinientes desde la lejanía política, lo que les permite, entre otras piruetas, hacer bromas, soltar gracietas, admitir graves errores con una sonrisilla pánfila o con un gesto impostado y transmitir a la concurrencia la impresión de que la cara de perro que mostraban en plena lid formaba parte del teatrillo.

El plagio de las tesis doctorales

ANA BASCHWITZ 

Durante más de siete años he sido profesora en la Facultad de Ciencias de la Comunicación y el Instituto Europeo de Protocolo de la Universidad Camilo José Cela, de la que tengo muy buenos recuerdos, he hecho grandes amistades con mis compañeros y he compartido experiencias muy especiales con mis alumnos.

Pero qué cochambre

JESÚS ALONSO  

Pues nada. Aquí, como la Puerta de Alcalá, tralará, tralará. Viendo pasar el tiempo. Esperando el regreso de la momia que nunca se fue si nos atenemos al cúmulo de insolvencias pronunciadas por una derecha política y sociológica que se resiste a admitir la evidencia y que refuerza su invencible contumacia aprovechando que el Pisuerga pasa por el Valle de los Caídos para refrescarnos la memoria con la quema de iglesias, como acaba de hacer la presidenta popular de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, con el apoyo de su asociado de Ciudadanos y vicepresidente Ignacio Aguado, a cuya sombra el tercero en concordia, el ultra Ortega Smith, atribuyó a las Trece Rosas atrocidades durante la guerra sin ninguna aportación probatoria.

La banalització del franquisme

DAVID CASANOVA

David CasanovaEncara ara recorde els plors d'una xiqueta francesa en un xicotet poble del Maestrat, després de vore el sofriment d'un bou amb foc a les banyes. Aleshores em vaig preguntar el perquè dels sentiments contradictoris; plors d'uns, rialles d'altres. Quan et fas eixa pregunta, trobar la resposta és senzilla: el costum de tota la vida. Doncs això, el costum de conviure amb el maltractament animal, en aquest cas, als bous, et fa voreu com alguna cosa normal i habitual. Pel que alguns són barbaritats, per a altres és alguna cosa que s'ha fet tota la vida i per això no dóna cap importància, ho normalitza. Fa unes setmanes escoltava pati difús que el govern japonés autoritzava novament la matança de balenes 50 anys després. Em deuria sorprendre escoltar, com ho he fet, a alguns protaurins dir que la matança de balenes és una barbàrie?

Torra y la tía Emi

JESÚS ALONSO 

La primera vez que mis padres me amenazaron con internarme en un reformatorio, aunque creo que lo hicieron para amedrentarme, fue después de que estuviera a punto de incendiar la casa. La curiosidad intelectual del niño que yo era me llevó a arrimar una cerilla encendida a un trozo de papel impregnado de gasolina justo encima de la botella que contenía el combustible y que estaba destapada. La llama se extendió al recipiente, que cayó al suelo de la cocina. El derrame susbsiguiente del líquido inflamable originó una bonita alfombra de fuego que no hizo sino propagarse al verter sobre ella agua a manta para intentar apagar el desaguisado. El espectacular resplandor y el olor a catástrofe provocó la entrada en el lugar de los hechos de mi tía Emilia, quien una vez sofocado el siniestro, pero no su rostro iracundo, echó mano de la zapatilla, como estaba mandado en aquellos tiempos, para calentarme el trasero. 

Torra y los pacíficos tontarras

JESÚS ALONSO  

Si la curiosidad mató al gato, la ‘curiosidad intelectual’ ha llevado ante el juez a uno de los siete CDR detenidos en Cataluña bajo la acusación de preparar atentados terroristas coincidiendo con el segundo aniversario de la celebración del referéndum ilegal por la independencia y con la publicación por parte del Tribunal Supremo de la sentencia del procés que mantiene en prisión a un puñado de políticos secesionistas.

Es prioritario un cambio de modelo productivo

YOLANDA DÍAZ

Yolanda Díaz SerraEl paro registrado en el mes de agosto de 2019, sitúa a la provincia de Alicante con la cifra de 144.275 personas paradas, un aumento de 5.039, lo que representa el 3,62% con respecto al mes anterior. El aumento del paro en nuestra provincia supone casi el 40% (39,52%) del total de la Comunidad Valenciana. Desde UGT consideramos fundamental identificar y abordar las razones que explican este comportamiento del mercado de trabajo en nuestra provincia durante el mes de agosto.

De inhumaciones y exhumaciones

JESÚS ALONSO  

Pues nada, que el Rey ha disuelto el Congreso y el Senado el mismo día que el Supremo ha resuelto que ya va siendo hora de dar cristiana sepultura a los restos de Francisco Franco fuera del Valle de los Caídos. O sea que mientras Felipe VI entierra una legislatura nonata, la Justicia hace buenos los planes del Gobierno, que sigue en funciones por la gracia de dos partidos de izquierdas que desbarran, y exhuma lo que queda del Caudillo, que lo fue por la Gracia de Dios según consta en todas las monedas acuñadas durante la dictadura.

Urnas como ataúdes

JESÚS ALONSO  

El caso es que ves la foto de la Plaza de Colón en la que las derechas, prietas literalmente las filas, se aprestan a saltar desde el estrado por el bien de España, y te entran ganas de incurrir en el error de votar de nuevo el 10 de noviembre. Aunque solo sea para intentar atajar la posibilidad de que los ultras se cuelen de refilón en el gobierno central, como ya lo han hecho en varios ejecutivos periféricos, y después de asistir a la esperpéntica bronca entre el dirigente de Vox Ortega Smith y su socio, el alcalde de Madrid Martínez-Almeida, durante una concentración contra la violencia de género, te planteas muy seriamente si no sería conveniente taparse la nariz para variar, tragarse la dignidad tras la última estafa y disponerse a ejercer un derecho convertido en comedia que puede derivar en tragedia a nada que la cosa económica se ponga como afirman que se va a poner y nos pille como suele: papando moscas.