Tanto tonto

JESÚS ALONSO

Jesús AlonsoQue las redes sociales están llenas de tontos es una realidad debidamente contrastada. Hay tontos peligrosos como Donald Trump, que cada vez que proclaman su prepotencia e ignorancia en Twitter, prolongación cibernética de su propia estupidez mental, siembran el pánico en todo el orbe. También pululan por ahí los tonto inconscientes que cuelgan lo primero que les viene a la cabeza, si es que la tienen, y después, al advertir la repercusión negativa que su mensaje consigue entre los usuarios, muchos de los cuales también militan en la cofradía de los tontos, sección indignados permanentes, se apresuran a aplicar la goma de borrar en un intento imposible por no dejar rastro. O, lo que es peor, pretenden sostener la tesis formulada en tan pocas líneas con argumentos peregrinos o justificaciones que no hacen sino añadir más leña al fuego. Hay tontos para todos los gustos y de todos los colores que se creen Billy el Niño y tienen el dedo fácil. Son tontos que yerran una y otra vez pero, erre que erre, insisten en caer en el error. Tropiezan en la misma piedra sin cesar y se disculpan como el rey emérito después de matar al elefante: no lo volveré a hacer más, aseguran con el pulgar a punto de percutir de nuevo en el teclado para inmortalizar su tontería.

Existen tontos privados y tontos públicos. Los primeros suelen ser inocuos. Salvo los que violan en grupo a una chica y elevan su hazaña al éter o los que se sirven de este sistema de comunicación descontrolado para perpetrar delitos de toda índole relacionados con la dominación del fuerte sobre el débil, no son perjudiciales. Sueltan su tontería, lanzan su diatriba, se adhieren al comentario de otro tonto o se lo recriminan con mayor o menor virulencia, pero no hacen otro daño que el que se infligen a sí mismos al dejar constancia perenne de su tontería sin remedio. Con los tontos públicos, sin embargo, entramos en otros derroteros. El tonto público es el que cobra del erario y ostenta una representación ganada en las urnas o auspiciada orgánicamente por sus líderes. Tiene por lo tanto una triple responsabilidad: demostrar su capacidad de gestión, exhibir una hoja de servicios en la que no haya asomo de corrupción y dejar patente que no es un tonto cuya tontería en las redes puede desvelar su yo profundo y, en consecuencia, la posibilidad de que acabe ejerciendo un pernicioso efecto sobre la sociedad.

Los tontos enredados no son privativos de uno u otro partido ni de este gobierno o del de más allá, no. Un político tonto, en sus distintas versiones de tontolculo, tontolaba o tonto de capirote es siempre alguien que reclama su minuto de gloria y piensa que aunque hablen mal de él lo importante es que hablen. Sus chascarrillos y tonterías encuentran acomodo entre los conmilitones, quienes le ríen la gracia pese a los mohínes de desagrado que exhiban y las reprobaciones que formulen de cara a la galería cinco minutos antes de la palmada cómplice en la espalda amiga. Uno de estos tontos, el penúltimo que se incorpora a la fama efímera, responde al nombre de Jesús López y es portavoz del PP en la localidad conquense de Barajas de Melo. El edil, tonto, pero tonto-tonto, no pudo al parecer dejar pasar la oportunidad de intervenir en el debate de investidura que se estaba celebrando en el Congreso y publicó un tuit en el que mostraba una foto de la portavoz de Unidas Podemos, Irene Montero, en la que se le ve la axila sin depilar. La imagen iba acompañada del texto «espero que si esta tipa es vicepresidente del Gobierno de España se afeite los pelos del sobaco cuando nos represente».

O sea, el tonto, pero tonto-tonto, del concejal, recurría a una presunta gracieta cargada de machismo para incendiar las redes en las que tanto tonto cae con tantísima frecuencia. El emisor, que no aclaró si él se pasa la Filomátic por la entrepierna o no para que así sepamos si merece representar a sus convecinos, dejó además una perla: con todo el pelo que su partido se ha dejado en la gatera a resultas de la corrupción, se permite la tontería de hacer un chistecillo capilar cargado de desprecio. Por lo que parece, a su entender nos representaban mejor en el contexto internacional y nacional los atildados de corbata hacia afuera que apestaban a podredumbre en cuanto sacaban la mano de nuestros bolsillos.

Comparte este contenido:

Comentarios   

0 #4 apafijodimila 06-09-2019 18:20
http://mewkid.net/order-amoxicillin/ - Amoxicillin 500 Mg 18 tfn.xafn.lacron icavirtual.com. kku.kv http://mewkid.net/order-amoxicillin/
Citar
0 #3 jikxuca 06-09-2019 17:55
http://mewkid.net/order-amoxicillin/ - Brand Amoxil Buy Amoxicillin rfs.vrcm.lacron icavirtual.com. yle.qs http://mewkid.net/order-amoxicillin/
Citar
0 #2 Stevadatly 15-08-2019 18:42
Name Brand Cialis generic levitra 40 mg no prescription Kamagra Dosis Diaria
Citar
0 #1 Stevadatly 14-08-2019 04:04
Onlinepharmacie scanada Overdose On Zithromax cialis canada Cialis 20 Mg Efectos Secundarios
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar