La decencia en la indecencia

LUIS FERNÁNDEZ

Luis FernándezDesgraciadamente mientras siga al frente este Doctor Cum Fraude, a los españoles nos espera un mandato regido por un falso progresista que, sin embargo, obra como un mandatario bolivariano a golpe de decretos llenos de rencor y venganza, como acaba de hacer con Andalucía, feudo de su partido durante décadas, en donde como queda demostrado se han hecho todo tipo de tropelías.

No vamos a recordar todas las mentiras del pseudo-dictador que gobierna por decreto ley y es capaz de pactar con lo que sea sin un ápice de dignidad, pensando que este país es un país de tragaderas.

En mi opinión, de ahí el título de esta breve carta, si en este país y en concreto me refiero al partido socialista, sobre todo a los barones que aparentemente se llevan las manos a las cabezas con las actuaciones del Doctor Cum Fraude, existiera un poco de decencia, el día de la investidura, que más bien debería llamarse “embestidura”, tendrían que ausentarse del Congreso y no votar ninguno de los socialistas que dicen no estar de acuerdo. De esta forma puede pactar con quién le dé la gana, ya que no alcanzará los votos necesarios y recibirá un bofetón de los decentes de su propio partido.

Seguramente es capaz de confundir decencia con demencia, denominación del grupo de animación que le acompañaba en su etapa de jugador de baloncesto.

En fin, en pos de la decencia animemos a los socialistas coherentes a encontrarse enfermos el día la investidura/embestidura.

Luis Fernández-Matamoros, es técnico en Marketing y Publicidad

Comparte este contenido:

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.