Las quejas por cortes eléctricos conducen a la Policía a una plantación 'indoor' de marihuana en Elda

La Policía Nacional ha desmantelado en la localidad de Elda una plantación “indoor” de marihuana y ha detenido a dos mujeres, presuntas responsables de la misma. La vivienda permanecía enganchada de manera ilegal al suministro eléctrico público provocando numerosas quejas vecinales debido a las constantes caídas temporales de fluido eléctrico en la zona.

 

LCV. Elda / 4 de febrero de 2019

La investigación tuvo lugar a raíz de diversas quejas vecinales en las que se ponía de manifiesto un insoportable olor a cultivo de marihuana en las proximidades de una vivienda y las continuas caídas temporales de fluido eléctrico en la zona.

Analizada la información, los agentes comprobaron que las caídas habituales del fluido eléctrico se debían a la gran demanda de energía procedente de un enganche ilegal de luz. Este hecho hizo sospechar a los investigadores ya que es común usarlos para alimentar los transformadores y focos que se aplican sobre las plantaciones de marihuana para crear un ambiente de temperatura y humedad propicio.

Continuando con la investigación, los agentes llevaron a cabo diversas pesquisas que permitieron identificar la vivienda en la cual podría haber oculta la plantación de sustancia estupefaciente.

Se trataba de una vivienda de planta baja insertada en una comunidad de vecinos ubicada en un punto estratégico de difícil acceso para la actividad policial y rodeada de un entorno propicio para desempeñar este tipo de actividad delictiva.

Los agentes pudieron corroborar in situ el fuerte olor a marihuana que emanaba del interior y el sonido constante de los aparatos de aire acondicionado durante las 24 horas del día.

Del mismo, los investigadores averiguaron que el inmueble pertenecía a una entidad bancaria, sin encontrase nadie empadronado allí, por lo que los moradores se encontraban ocupándola de manera ilegal. Además la vivienda carecía de contrato en vigor con la empresa de suministro de energía eléctrica, por lo que no existía contador de consumo de electricidad.

A través de diversas gestiones de investigación, los policías comprobaron la existencia de un trasiego llamativo de personas que accedían a este domicilio durante 24 horas al día, lo que explicaría una posible venta al menudeo de la sustancia que presuntamente se cultivaba en su interior.

Por todo lo anterior, los agentes llevaron a cabo el registro del domicilio descubriendo en su interior una plantación oculta de marihuana que contaba con 15 focos con sus correspondientes transformadores, así como hachís, una carabina de aire comprimido, una balanza de precisión, diversos productos químicos, filtros y dinero en efectivo.

Las dos detenidas, española y marroquí de 25 y 31 años, fueron acusadas de cometer presuntamente un delito de tráfico de drogas, defraudación de fluido eléctrico y ocupación de inmueble.

Comparte este contenido: