El Ayuntamiento de Elche impulsa medidas para reducir la siniestralidad en el Camino Viejo de Santa Pola

El concejal de Seguridad, Ramón Abad, se ha reunido con la jefatura de la Policía Local, con la concejalía de Mantenimiento y con técnicos municipales para concretar una batería de medidas que permitan reducir la siniestralidad en el Camino Viejo de Santa Pola, un vial cada vez más utilizado en los desplazamientos entre ambas localidades y en el que se están generando problemas por exceso de velocidad.

LCV. Elche / 11 de julio de 2019

Tal y como ha señalado el edil “ya hemos encargado a la empresa de señalización que ponga una nuevas señales alertando a los conductores de la peligrosidad de la vía. Además, hemos decidido reducir la velocidad en esta carretera estableciendo el máximo límite de velocidad en todo el camino a 60 kilómetros/hora”.

El concejal ha explicado que también se van a incorporar bandas reflectantes con el fin de alertar a los conductores que deben reducir la velocidad en la vía y se va reforzar la vigilancia.

“Desde esta concejalía queremos recordar a los conductores que el Camino Viejo de Santa Pola no es una vía alternativa a la carretera de Santa Pola y es un camino que da acceso a numerosas viviendas particulares que están viéndose afectadas por el exceso de velocidad de algunos usuarios de la vía”, ha asegurado Abad.

 

Comparte este contenido: