Los regantes tildan de negligente la gestión de la Confederación del Segura antes y después de la riada

La consellera habla con los representantes de los agricultores este viernesJuzgados de Aguas, Comunidades de Regantes y Sindicatos de Riegos de la huerta tradicional de la Vega Baja han acusado este viernes a la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) de negligencia por su gestión desarrollada antes y durante la riada que ha provocado la inundación de miles de hectáreas de terreno de cultivo y la destrucción de infraestructuras de riego.

LCV. Orihuela / 20 se septiembre de 2019

Los regantes que han exigido el cese inmediato de los responsables del organismo de cuenca denuncian que desde año 2016 la CHS está recibiendo informes de las distintas comunidades de regantes exponiendo la situación de deterioro y abandono del cauce fluvial, y de las consecuencias que podrían ocasionar una avenida de grandes dimensiones como la reciente.

Entre ellas figura la realizada por el Juzgado de Aguas Azud de Alfeitamí y remitida a la CHS en enero de 2017. En el documento se expone que con motivo de las lluvias torrenciales y riada acaecida en los días 16,17,18 del mes de diciembre de 2016 se han producido daños en las infraestructuras del río Segura en dominio público hidráulico que “demandan la adopción de medidas urgentes para su reparación”.

El informe de este juzgado enumera un total de siete puntos afectados. Entre ellos destaca el que hace mención a los daños producidos “junto al puente de Algorfa y a través de filtraciones por las juntas que han producido una gran pérdida de agua (…)”

Según los regantes de la huerta en este lugar se produjo la primera rotura en el cauce del río Segura en el actual episodio de inundaciones que provocó la salida de agua hacia Almoradí y Dolores. “ La CHS no hizo ni caso y ahora vemos las consecuencias” exponen juzgados y sindicatos de riego.
Destacar que los regantes de la huerta han acordado ejercer acciones penales contra los responsables de la CHS por medio de una denuncia que será presentada por la vía penal por responsabilidad dolosa por omisión. Esta decisión ha sido comunicada hoy a la consellera de Agricultura y Emergencia Climática, Mireia Mollá durante una reunión celebrada en el Juzgado de Aguas de Almoradí a quien también se ha entregado una copia del documento que alertaba de los daños en los muros junto al puente de Algorfa.

La consellera indicó en la reunión que “si creo que existen responsabilidades políticas, es evidente en las actuaciones no acometidas o las obras no hechas bien (por la CHS). Ya lo he trasladado al pleno de Consell”.

Tras la reunión con Mireia Mollá los representantes de más de 50.000 agricultores del Bajo Segura destacaron que no se han cumplido las expectativas que se tenían antes del encuentro en cuanto a una intervención inmediata de la empresa pública Tragsa. Y ello para comenzar la reparación de la infraestructura hidráulica afectada por la riada e iniciar la plantación de nuevos cultivos.

Comparte este contenido: