La Guardia Civil recupera 18 teléfonos móviles robados al descuido en comercios de Crevillent

La Guardia Civil ha detenido a tres personas por un total de 20 presuntos delitos contra el patrimonio y por un delito de pertenencia a organización criminal. Gracias a la investigación, los agentes han logrado recuperar 18 teléfonos móviles de última generación, valorados en más de 9.000 euros, los cuales ya han sido devueltos a sus propietarios.

LCV. Crevillent / 4 de diciembre de 2019

El jueves 14 del pasado mes de noviembre, la Guardia Civil de Crevillente recibió una denuncia, presentada por una trabajadora de un local comercial de dicha localidad, quien afirmaba haber sido víctima del hurto de su teléfono móvil, al descuido.

El Área de Investigación inició una serie de pesquisas, a partir de la información aportada por la denunciante, las cuáles rápidamente se centraron en unas personas determinadas.

Al seguir la pista de estos posibles autores, los investigadores descubrieron que existían numerosos hechos, de igual modus operandi, cometidos por estas mismas personas, en localidades de diversas provincias, como por ejemplo las alicantinas Crevillente, Alcoy, Albatera, Santa Pola, Elche, Elda, Orihuela e Ibi, las valencianas Mislata, Chiva, Gandía, Utiel y Valencia ciudad, en la provincia murciana Cartagena, San Javier y la propia ciudad de Murcia y las castellanoleonesas Villacastín (Segovia) y Castrojeriz (Burgos).

Los sospechosos entraban a los diversos establecimientos comerciales pidiendo limosna o algún tipo de ayuda, distrayendo al trabajador del local o a cualquier persona que se encontrase en el interior del mismo, sustrayendo los terminales móviles al descuido.

Finalmente, la Guardia Civil ha logrado identificar plenamente y localizar a estas personas, tras una incesante investigación y, sobre todo, gracias a la colaboración ciudadana, avistándoles en Crevillente, mientras circulaban en un vehículo de alta gama.

Al registrar los agentes el citado turismo, encontraron un dispositivo, el cual daba acceso a un compartimento oculto, en el que guardaban los teléfonos móviles sustraídos.

De esta manera, fueron encontrados 18 terminales de última generación, que portaban escondidos en ese momento, valorados en más de 9.000 euros.

Por todo ello, los agentes detuvieron a los dos ocupantes del vehículo, dos ciudadanos rumanos, a quienes se les imputa la comisión de un total de 20 delitos contra el patrimonio.

El propietario del turismo, también ciudadano rumano, fue citado para manifestar en dependencias de la Guardia Civil, en calidad de investigado, sobre estos hechos. Tras esto, se les imputó a los tres el delito de pertenencia a organización criminal.

Los dos detenidos y el investigado, de 24, 36 y 43 años, ya han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción nº 1 de los de Elche, quien ha decretado la libertad con cargos de todos ellos, a la espera de juicio.

 

 

Comparte este contenido:

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.