Cáritas pone en marcha una cooperativa de reciclaje de aparatos eléctricos

Las instalaciones de esta cooperativa de trabajo asociado impulsada por Cáritas de la Diócesis de Orihuela-Alicante están emplazadas en San Vicente y en ellas se pretende  la reinserción socio-laboral de personas con riesgo de exclusión social.

LCV. San Vicente / 13 de junio de 2013

Ubicadas en una nave industrial en el Polígono Industrial de Canastell en San Vicente del Raspeig (Carretera de Agost, nº 76) fueron bendecidas por el obispo diocesano, Monseñor Jesús Murgui. En un acto en el que se contó también con el director de Cáritas de Orihuela-Alicante, Jaime Pérez y el delegado episcopal, José Conejero. También se sumó el primer teniente de alcalde, Antonio Carbonell, la edil de Servicios Sociales, María Ángeles Genovés y el jefe de la Guardia Civil de San Vicente.

Así como representantes de las Cáritas parroquiales de San Vicente y Alicante, del Instituto Canastell de San Vicente, de las empresas colaboradoras como FEMPA y otros muchos amigos y vecinos que quisieron sumarse a la puesta en marcha oficial de este nuevo emprendimiento laboral en la provincia centrado en el reciclaje y la reutilización de aparatos eléctricos y electrónicos.

Hacer de la recogida de chatarra un medio de vida profesional, regulado y respetuoso con el medio ambiente. Ese es el reto principal y el punto de partida de esta cooperativa integrada de momento por ocho usuarios de Cáritas, de varias edades y nacionalidades, parados de larga duración, con gran experiencia en la recogida de chatarra y cartón en la calle y largo recorrido en el aprendizaje profesionalizado del tratamiento de residuos.

Y es que vienen de realizar los cursos que el Instituto Canastell de San Vicente del Raspeig impartió el pasado año y en los que aprendieron a desguazar aparatos de una forma más rentable y segura. Allí fue precisamente donde surgió la iniciativa de poner en marcha esta cooperativa al frente de la cual se encuentra Serafín García Rodes, como gerente y persona recomendada por la dirección de Cáritas. Y si la experiencia obtiene buenos resultados se podrá dar trabajo a más gente y ampliar el número de cooperativistas que procederán siempre del programa de empleo de Cáritas.

Gracias a este curso de Tratamiento Selectivo de Residuos Eléctricos y Electrónicos se podrá, desde esta cooperativa, hacer funcionar desde una lavadora hasta desmontar, desguazar y reciclar los materiales de electrodomésticos con profesionalidad y responsabilidad, poniendo en valor residuos que, sin este proceso, tendrían un impacto muy negativo contra el medio ambiente.

En este sentido la misión y modo de proceder de la cooperativa será adquirir, mediante donaciones, aparatos eléctricos y electrónicos usados, ponerlos en condiciones de uso y venderlos en el mercado de segunda mano o reciclarlos para vender sus materiales y componentes.

Se establecerán así como puntos de recogida varias parroquias para aparatos poco pesados y se recogerán los pesados en domicilios particulares, puntos limpios, empresas, etc. Las recogidas a domicilio serán los martes previa solicitud llamando al 965 176 642. También se recogerán en las propias instalaciones donde el horario del taller de reciclaje es de lunes a viernes de 8 a 15 horas.

Se ha puesto en marcha ya también en la misma cooperativa una tienda de electrodomésticos de segunda mano siendo su horario de jueves a sábado de 9 a 15 y de 17 a 22 horas.

Comparte este contenido: